Reprueban examen más de 200 policías de la AEI y 331 municipales

Oaxaca, Oax.- Quinientos setenta y cinco de los 7 mil 238 policías oaxaqueños que habían sido evaluados hasta febrero pasado, reprobaron los exámenes de control de confianza a los que fueron sometidos, de acuerdo con un informe del Secretario Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) divulgado por la Comisión de Seguridad Pública del Congreso del Estado.

Según el reporte de la instancia federal, emitido el pasado 28 de febrero, 215 de los mil 795 policías que integran la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) — es decir, 12 por ciento– no fueron capaces de aprobar los test a los que fueron sometidos, mientras que 331 de 2 mil 545 policías municipales evaluados –13 por ciento– se encuentran en las mismas condiciones.

El informe, titulado Evaluación de Control de Confianza al Personal del Servicio Profesional de Carrera de las Instituciones de Seguridad Pública, subraya, además, que de 2 mil 524 elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) evaluados, 25 no aprobaron los exámenes de control de confianza, así como uno del Sistema de Prevención y Reinserción Social.

A ellos se suman otros 362 elementos –108 de la AEI, 152 de la SSP y 67 de Prevención y Reinserción Social– que están pendientes de recibir sus resultados.

Aquellas cifras fueron dadas a conocer dentro de un punto de acuerdo aprobado de urgente y obvia resolución por el Pleno del Congreso local, a través del cual le fue solicitado al Poder Ejecutivo federal que a través de la Secretaría de Seguridad Pública y Protección Ciudadana implemente un “programa especial para la capacitación y certificación de los cuerpos de seguridad pública municipal del estado de Oaxaca”.

La falta de adiestramiento y control de las policías se ha traducido en un alto índice delincuencial, que rebasado a las autoridades de diversos municipios como Juchitán de Zaragoza, Santo Domingo Tehuantepec, Matías Romero, San Juan Bautista Tuxtepec y Pinotepa Nacional, entre otros, admite el documento, firmado por el priista Gustavo Díaz Sánchez, presidente de aquella instancia legislativa.

En la exposición de motivos, el punto de acuerdo reconoce que la responsabilidad de garantizar la seguridad pública municipal es de los ediles, quienes en muchas ocasiones priorizan la implementación de obras de “infraestructura social” en lugar de eficientar sus corporaciones de vigilancia.

“La realidad es que son contados los entes municipales que invierten en cuestiones de seguridad. Es un hecho notorio que las autoridades municipales invierten más en la llamada infraestructura social: canchas deportivas, mercados, pavimentos, embellecimientos de parques…”, lo que ha desembocado en que “se está dejando de lado la inversión en materia de seguridad”.

Pese a reconocer la omisión de los alcaldes, el oficio justifica que la seguridad pública es competencia de los tres órdenes de gobierno.

Sobre la petición hecha al Poder Ejecutivo federal, reitera que “es importante señalar que la falta de capacitación y certificación de los cuerpos de seguridad pública municipal, si bien puede obedecer a la falta de voluntad política de los presidentes municipales también está circunscrita a las obligaciones de los municipios que priorizan entre el otorgamiento de servicios públicos, la realización de obra pública y la seguridad”.

Ante ello, considera que la petición no pretende relevar de sus funciones “a las distintas órdenes de gobierno, sino de actuar de manera coordinada con la Federación, Estado y municipios, contribuyendo a garantizar el buen vivir de los oaxaqueños”.