Integrantes el Partido Unidad Popular (PUP) y de la Asamblea de Pueblos Indígenas (API), llevaron a cabo una marcha desde el crucero de Viguera al zócalo.

Los manifestantes se movilizaron en el aniversario luctuoso de Emiliano Zapata, exigiendo justicia para las comunidades en donde tienen representación pues se encuentran marginadas.

De la misma forma, demandaron que se apliquen las leyes por asesinato de su ex líder Heriberto Pazos Ortiz, cuyo caso se mantiene en la impunidad.

Afirmaron que mantendrán la exigencia ante las autoridades estatales, además de solicitar la aplicación de recursos y programas para las comunidades triquis, las cuales tienen serias necesidades.

Señalaron que en caso de no tener atención correcta, van a realizar protestas por tiempo indefinido e incluso instalarían un plantón.