Jorge E. Franco Jiménez.

El pasado viernes doce de abril la Barra Mexicana Colegio de Abogados Capítulo Oaxaca y la Barra Mexicana Colegio de Abogados de Oaxaca A.C. con la presencia del Doctor Héctor Herrara Ordoñez, Presidente de la BMA, presentaron el libro “Derecho Hídrico” de la autoría de este último, el cual fue comentado por la Maestra Edna Georgina Franco Vargas y el señor Nazario Garcia del colectivo de Organizaciones ambientales de Oaxaca y el escrito, destacando que se trata de un texto novedoso vinculado al derecho humano de acceso al uso de agua potable,  como elemento básico para la salud y a un medio ambiente sano para el progreso del ser humano,  garantizados por el artículo 4º., de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.
La Constitución contempla que toda persona tiene derecho al acceso, disposición y saneamiento de agua para consumo personal y doméstico en forma suficiente, salubre, aceptable y asequible sujeta a la obligación del Estado de garantizar este derecho conforme lo mandate la ley que incluye las bases, apoyos y modalidades para el acceso y uso equitativo y sustentable de los recursos hídricos, estableciendo la participación de la Federación, las entidades federativas y los municipios, así como de la ciudadanía para la consecución de dichos fines, vinculado de derecho que tiene toda familia a disfrutar de vivienda digna y decorosa.
La Suprema Corte señala que derecho a un medio ambiente sano está reconocido en el artículo 4o. de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y en el ámbito internacional, en diversos Protocolos, la Convención Americana sobre Derechos Humanos en materia de Derechos Económicos, Sociales y Culturales; la Declaración de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente.  Del contenido de este derecho humano se desprende la obligación de todas las autoridades del Estado de garantizar la existencia de un medio ambiente sano y propicio para el desarrollo humano y el bienestar de las personas. Tal mandato vincula tanto a los gobernados como a todas las autoridades legislativas, administrativas y judiciales, quienes deben adoptar, en el marco de sus competencias, todas aquellas medidas necesarias para la protección del ambiente.
Estima también que el agua potable constituye un bien básico, escaso y necesario para la vida y la salud de las personas, por lo cual ha sido considerada como patrimonio natural común de la humanidad, como prerrequisito para el cumplimiento de los derechos humanos e incluso, dada su necesidad básica, como un derecho fundamental. El Doctor Herrera Ordoñez detalla en el libro su visión sobre la problemática jurídica del suministro, saneamiento y contaminación del agua dulce en el mundo y en México, formulando un diagnóstico y propuestas de solución.
Los datos son impresionante a nivel mundial y en México, entre otro resalto, el uso ineficiente del agua en diferentes sectores de usuarios, enfatizando que de 1950 al 2015nla población en México se cuadruplicó en las zonas urbanas y pasó a ser mayoritariamente rural a predominantemente urbana, de manera tal que, de acuerdo al censo de población y vivienda 2010 contábamos con 112’ 336, 538 personas, lo cual impacta la demanda de agua para consumo humano quizás en mayor proporción que de uso agrícola e industrial; se estima, dice el autor, que para el año 2030 la población en el país crecerá en 84% con respecto al 2000, de esta el 50% concentrada en 31 ciudades con las de 500 mil habitantes.
En la obra, ligado al crecimiento poblacional, se relaciona el factor concerniente a la desigual distribución del agua en tiempo y en espacio como reto para el aprovechamiento sostenible del recurso hídrico, con base en la precipitación pluvial, su media anual que contrasta con la realidad demuestra que la población, la actividad económica y las mayores tasas de crecimiento se concentran en el centro y norte de México, donde la disponibilidad natural de agua es menor, La información es clara en el sentido de que en esas zonas se tiene la tercera parte de la disponibilidad natural y se asientan tres cuartas partes de la población que genera el 79% del Producto interno bruto; en el sur se dan dos terceras partes del escurrimiento, radica la cuarta parte de la población y el producto interno bruto es de 20%.
El Doctor Herrera Ordoñez señalo que el derecho de acceso, disposición y saneamiento de agua para consumo personal y doméstico en forma suficiente, salubre, aceptable y asequible sujeta a la obligación, en cuanto al liquido en si es gratuito, el costo está relacionado con los derechos que se pagan para el suministro que comprende las plantas de tratamiento, la estructura física mediante las cuales se otorga el servicio a las viviendas, sin embargo es un servicio subsidiado y por lo tanto la cuota que se cubre no alcanza para cubrir de manera optima esos servicios, de manera tal que ello origina la problemática que se presenta en los municipios que quieren absorberlos porque implican erogaciones y no son fuentes de recursos económicos, sino de gasto.
La obra contiene información de las enfermedades que derivan del uso de agua para consumo humano no higiénica, como son las diarreicas, las causadas por helmintos intestinales. Oculares de la piel, las trasmitidas por el agua por vectores y de los problemas de la salud no trasmisibles asociadas al agua; contiene una explicación sobre la incidencia hídrica en la salud humana y sus implicaciones respecto al agua potable.
Esta obra es una primicia en México sobre lo que se denomina Derecho Hídrico, que se aprecia es integral, comparativo entre la situación del tema en el mundo, su problemática, el orden jurídico internacional acerca de este derecho humano con la misma temática en México que, a su vez, nos hace ver lo que sucede en Oaxaca, respecto a este servicio. En esta colaboración expongo en lo general algunos aspectos que estime relevantes, pero en si contenido es valioso no solo para lo que ejercemos el derecho sino para la ciudadanía y los organismos sociales involucrados con la protección del ambiente.

jfranco_jimenez@hotmail.com