El Estado Mayor Presidencial operaba una flota que aeronaves que incluían modelos ejecutivos (más pequeños), helicópteros y el avión presidencial. Todos estaban al servicio del mandatario.

Un Boeing 787 de más de 125 millones de dólares, cinco aviones ejecutivos que suman 114 millones de dólares y cuatro helicópteros con un costo de 8 millones de dólares cada uno, son las aeronaves que tenía a su disposición el presidente Enrique Peña Nieto y que ahora serán vendidos y fueron reasignados a otras tareas.

En total, la Presidencia tenía a su servicio 10 aeronaves que estaban a cargo del Estado Mayor Presidencial.

A través de una solicitud de información, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) detalló que estas aeronaves fueron fabricadas entre 2010 y 2015.

Nueve de ellas son de aeronaves de alta gama “pioneros en la aviación ejecutiva” y, de acuerdo con sitios especializados y de los fabricantes, han sido utilizados por jefes de Estado de todo el mundo para trasladarse.


Modelo G550. Foto: Gulfstream Company

En el listado hay cuatro aviones marca Gulfstream, que fueron reasignados a escuadrones de la Fuerza Aérea Mexicana y son utilizados para operaciones aéreas, de acuerdo con la información de la Sedena. Sin embargo, está prevista su venta.

El modelo Gulfstream 550 es uno de los más equipados, y con una capacidad para cuatro tripulantes y hasta 18 pasajeros. Su sistema de cabina de vuelo es de los más modernos, pues cuenta como una cámara infrarroja para facilitar la visión del terreno y la iluminación de la pista en condiciones de baja visibilidad, de acuerdo al sitio de su fabricante. Es capaz de hacer viajes de ultralargo alcance.

La aeronave fue fabricada en 2015 y cuenta con 513 horas de vuelo. El gobierno mexicano pagó 54 millones 439 mil dólares.

El Gulfstream 450 tiene una capacidad para 12 a 16 pasajeros y cuenta con el mismo sistema de cabina de vuelo que el modelo 550. Fue fabricado en 2015 y cuenta con 293 horas de vuelo. Tuvo un costo de adquisición de 37 millones 750 mil dólares.
aviones

El gobierno mexicano adquirió dos Gulfstream 150, que fueron fabricados en 2014 y 2015 y registran 991 y 1,102 horas de vuelo, respectivamente. Y tiene una capacidad de seis a ocho pasajeros. Cada aeronave tuvo un costo de 15 millones 100 mil dólares.
aviones

En la lista aparece también un el avión turbohélice King Air 350i, “una de las aeronaves comerciales más populares del mundo”, según la página de su fabricante. La nave tiene 1,212 horas de vuelo y tuvo un costo para el gobierno de 8 millones 86 mil 75 dólares.

También fue reasignada a la Fuerza Aérea para operaciones pero está prevista su venta.
aviones

La Presidencia tenía a su servicio cuatro helicópteros modelo AgustaWestland (AW109SP) fabricados en 2013. Cada uno tuvo un costo de 8 millones 210 mil dólares y tienen entre 300 y 700 horas de vuelo. Estas naves también fueron asignadas a la Fuerza Aérea para uso operativo, pero no se tiene contemplada su venta.
aviones

El lujoso avión presidencial también está dentro de la lista de aeronaves a cargo del Estado Mayor. El Boeing 787 fabricado en 2010 y adquirido por el gobierno de Felipe Calderón, tuvo un costo de 125 millones 45,800 dólares.

El Boeing 787-8 “José María Morelos y Pavón” cuenta con una capacidad máxima de 80 pasajeros, fue utilizado por dos años 6 meses para realizar 214 operaciones durante la administración de Enrique Peña Nieto, y recorrió una distancia superior a los 600 mil kilómetros.

La aeronave partió el 3 de diciembre hacia el aeropuerto de Victorville, en California, Estados Unidos, para su mantenimiento y preservación.

El titular del Banco Nacional de Obras y Servicios (Banobras), Jorge Mendoza Sánchez, dijo  el pasado 24 de abril que actualmente se tienen 14 intenciones de compra para el avión presidencial, provenientes de ocho países.

El 1 de diciembre, durante su segundo discurso como presidente, López Obrador reiteró su promesa de vender la aeronave.

“Se van a vender todos los aviones y los helicópteros que utilizaran los políticos corruptos”, dijo un día después, de visita en Veracruz.

Para la venta de las aeronaves, el gobierno organizó la Feria Aeroespacial de México, en la base aérea de Santa Lucía, en donde se expusieron 33 de las 72 aeronaves federales que también están a la venta.

Con estas acciones el gobierno espera obtener 10 mil millones de pesos.

Estos aviones están en exhibición para su venta en la Feria Aeroespacial que culmina este 27 de abril. Se trata de un evento de negocios en el que participan 630 empresas de 39 países y se desarrolla en la principal Base Aérea Militar del país ubicada en Santa Lucía, Estado de México.
Sin información por receso

Para conocer el estado de las naves se le preguntó a la Presidencia —a través de una solicitud de transparencia— sobre la cantidad de aeronaves con las que contaba el Estado Mayor, las funciones que realizaban, y las condiciones generales; así como dónde se encuentran resguardadas y qué tareas realizan.
La dependencia respondió que de acuerdo al Reglamento del Estado Mayor Presidencial, éste debía contar con los datos sobre las aeronaves, pues en el artículo 19 de dicha norma señala que está a su cargo “Proporcionar el servicio de transporte aéreo al Presidente de la República, así como a los servidores públicos y demás personas que determine el propio titular del Ejecutivo Federal”.

Sin embargo, señaló en su respuesta que desde el 1 de diciembre de 2018 el Estado Mayor Presidencial “quedó en receso”, igual que los organismos que lo integran.

“…por ello es innegable la imposibilidad formal y material por parte de la Oficina de la Presidencia de la República, a través de la Unidad de Transparencia de turnar la solicitud al Estado Mayor Presidencial, para que realice una búsqueda exhaustiva en los sus archivos físicos y electrónicos de la información solicitada, en razón de que dicho Órgano Técnico Militar, se encuentra en RECESO”, señala la respuesta.

ANIMAL POLÍTICO