Los nombres de Miroslava Breach, Javier Valdez, Moisés Sánchez y José Armando “El Choco” Rodríguez, todos ellos periodistas mexicanos ultimados en crímenes relacionados con su profesión, volvieron a alzar la voz de manera simbólica en las redes sociales.

Y es que, en un esfuerzo entre familiares de las víctimas y la organización Propuesta Cívica, las cuentas de los cuatro periodistas asesinados a sangre fría entre noviembre 2008 y mayo 2017 volvieron a reactivarse, en un recordatorio permanente sobre los peligros de esta profesión en territorio mexicano.

“El 15 de mayo de 2017 fui asesinado en plena calle, a plena luz en Culiacán, la misma ciudad donde nací: Igual que a otros 104 periodistas en México, en los últimos 12 años, me mataron… Pero, seguimos hablando”, es el mensaje que se comparte en la cuenta en honor al periodista Javier Valdez, del semanario Ríodoce.

    Otro de los crímenes impunes que se resumieron en el espacio de un tuit fue el de Miroslava Breach, quien la mañana del 23 de marzo del 2017 “comenzaba normal; un día más para hacer periodismo”, de acuerdo con el relato. “Pero a las puertas de mi casa, en Chihuahua, me asesinaron frente a mi hijo (…) quisieron callarnos, pero seguimos hablando”, se denunció

Sobre el periodista veracruzano Moisés Sánchez, se compartió lo siguiente: “Fundé un pequeño periódico; La Unión. Lo repartía en mi taxi por las calles de mi pueblo Medellín, Veracruz. Hasta que el 2 de enero de 2015, hombres armados llegaron a mi casa. Me secuestraron, me torturaron y me asesinaron”.

Por último, la cuenta de José Armando “El Choco” narró los incidentes que vivió en la mañana del 13 de noviembre del 2008, día en el que perdió la vida como consecuencia de la falta de mecanismos de protección a periodistas y la impunidad que persiste en torno a estos delitos.

“Me disponía a llevar a mi hija a su escuela en Ciudad Juárez. Abordé mi auto y mientras me sentaba al volante, un hombre me disparó en la cabeza. Soy otro de los periodistas asesinados en México que, a pesar de todo, seguimos hablando”.

De acuerdo con Reporteros Sin Fronteras, México sigue siendo uno de los países más mortíferos del mundo para los medios de comunicación. “Si los periodistas cubren temas relacionados con la corrupción de las autoridades (sobre todo los gobiernos locales) o con el crimen organizado, padecen intimidaciones, agresiones, pueden ser asesinados a sangre fría”, denuncia el organismo a la par de mantener el conteo de asesinatos perpetrados año con año, mismo que en este momento indica que son 3.

    En tanto, el organismo internacional Article 19, en su informe “Ante el silencio, ni borrón ni cuenta nueva” destaca que en los sexenios de Felipe Calderón Hinojosa y de Enrique Peña Nieto, se perpetraron 47 y 48 asesinatos contra periodistas respectivamente. Asimismo se registraron 19 desapariciones y más de 3 mil 500 agresiones contra los medios de comunicación en ese mismo periodo

No le quita ni una coma

Durante su conferencia matutina de este lunes, el presidente Andrés Manuel López Obrador volvió a defender su postura crítica contra los medios de comunicación, rechazando que su papel como mandatario de la nación vulnerara de alguna manera el derecho a la libertad de expresión.

“Somos libres y no es limitar la libertad de expresión. El que haya crítica, diálogo circular y mensajes de ida y vuelta, esa es la democracia”, insistió.

De igual forma, el presidente dijo que la polémica “es muy buena” porque antes se calumniaba en los medios a los servidores públicos, sin la posibilidad de los segundos de manifestarse, cosa que dejó en claro que no piensa hacer

“Claro que voy a seguir hablando de los conservadores y de la prensa fifí. No voy a limitarme”, remató.

REPORTE ÍNDIGO