* Para sorpresa de todos la Guerra por el Agua inició ya en Oaxaca en la otrora mística Zona Mixe, alimentada por sacerdotes seguidores de la izquierdista Teología de la Liberación y su Opción Preferencial por los Pobres.

* La Guerra por el Agua en El Manantial Meejy Ajpy entre San Pedro y San Pablo Ayutla y Tamazulápam del Espíritu Santo, se agrava por la injerencia del narcotráfico y presuntamente de grupos armados radicales.

Oaxaca, capital y estado, es único, mágico y hechicero. Su realidad es increíble y lo increíble se hace realidad. Es resultado de su milenaria riqueza cultural y estratégica ubicación geopolítica disputada como botín por los imperios en turno.

Por un error de cálculo en la prospección de los ejercicios de creación de escenarios futuros políticos en los últimos años se había considerado al petróleo como el recurso que podría desencadenar la Tercera Guerra Mundial.

Sin embargo, los estragos del cambio climático, la falta de prioridad política, las incapacidades gubernamentales, las desigualdades y los conflictos armados han hecho que ahora el punto de mira esté en el agua dulce para consumo humano.

La Agenda de Riesgos Global prevé que la Tercera Guerra Mundial, que ya inició regionalmente en países de Medio Oriente y Europa Oriental, estallará por el Agua más que por el Petróleo.

Otro detonante altamente explosivo en países de ambas regiones en guerra son los conflictos étnico-religiosos entre musulmanes y los creyentes de otras religiones, alimentados por los imperios globales, Estados Unidos aliado con Israel, Rusia y China.

Y para sorpresa de propios y extraños la Guerra por el Agua inició ya en Oaxaca en la otrora mística Zona Mixe, alimentada por sacerdotes seguidores de la izquierdista Teología de la Liberación y su Opción Preferencial por los Pobres. Urge la intervención del obispo Salvador Murguía Villalobos.

La Guerra por el Agua en El Manantial Meejy Ajpy entre San Pedro y San Pablo Ayutla y Tamazulápam del Espíritu Santo, se agrava por la injerencia del narcotráfico, cuyos cultivos de amapola han sido denunciados, y presuntamente de grupos armados radicales que han construido base social en esa zona.

Las comunidades responsabilizan del conflicto a la activista, investigadora y lingüista ayuujk Yásnaya Elena Aguilar Gil, quien lleva los apellidos de su madre porque su padre, el sacerdote Julián Rodríguez Medina, quien residió en Santa Cruz Matagallinas, Ayutla Mixe, colgó los hábitos y hoy es profesor en la UNAM.

Yásnaya Elena Aguilar Gil y Galdido Jiménez se presentaron como testigos de cargo en el juicio de amparo contra el Presidente Municipal de Tamazulápam y el Agente Municipal de Tierra Blanca, y que se consigna en el considerando tercero párrafo sexto, numerales 1 y 2 de la sentencia que recayó a dicho juicio.

El 10 de septiembre de 1959 las comunidades de San Pedro y San Pablo Ayutla, Santa María Tlahuitoltepec, Tamazulápam del Espíritu Santo, Santo Domingo Tepuxtepec y Santa María Tepantlali, solicitaron el reconocimiento y titulación de sus terrenos comunales.

Por resolución presidencial Luis Echeverría Álvarez decretó el reconocimiento el 22 de septiembre de 1975 bajo el régimen de mancomunidades, con una superficie de 59 mil hectáreas.

El 3 de diciembre de 2007 el Tribunal Unitario Agrario del Distrito 22, disolvió la mancomunidad concediendo a Santa María Tlahuitoltepec 12 mil hectáreas, Santo Domingo Tepuxtepec, 16 mil hectáreas y Santa María Tepantlali un aproximado de 5 mil hectáreas.

San Pedro y San Pablo Ayutla, así como Tamazulápam del Espíritu Santo decidieron continuar con la mancomunidad con una superficie compartida de aproximadamente 25 mil hectáreas.

La disputa por el agua sucedió porque Ayutla tiene autorizada una concesión de aprovechamiento del agua de 4 pulgadas por segundo, en tanto a Tamazulápam se le concesionaron 2 pulgadas y media por segundo.

Sin embargo, Tamazulápam denunció que Ayutla tenía tuberías ocultas de 6 pulgadas y de 2 pulgadas y media, lo que al final provocó el disgusto de la Asamblea de Tamazulápam del Espíritu Santo, y que desembocó en la destrucción del tanque de almacenamiento el 25 de agosto 2017.

Al mismo tiempo, Ayutla acusa a Tamazulápam de una invasión de 23 predios y 4 islas lo que está sujeto a definición de linderos.

A partir del surgimiento del conflicto en 2017, en el orden administrativo se han realizado

45 Reuniones, se han levantado 18 Minutas y 6​Actas Circunstanciadas y/o Relatorías, entre otras gestiones, que de poco o nada han servido para solucionar el prolongado conflicto. ​

Asimismo, de nada sirvió la Firma del Acuerdo de Paz entre San Pedro y San Pablo Ayutla y Tamazulápam del Espíritu Santo, celebrado el 18 de julio 2017

Tampoco se han respetado los Acuerdo como el del 9 de agosto de 2017 por el que se estableció el día 2 de agosto de 2017, se reestablecería la distribución de agua al municipio de San Pedro y San Pablo Ayutla.

El 22 de enero de 2018​se acordó en reunión con Tamazulápam del Espíritu Santo, que la distribución del agua sería equitativa en 6 pulgadas para cada comunidad y que la reconexión se realizaría al mismo tiempo y de manera definitiva.​

Tamazulápam aceptó cubrir el costo de la construcción de la caja colectora del manantial el 20 de marzo de 2018, lo que finalmente no ocurrió así.

El 4 de abril de 2018 Tamazulápam del Espíritu Santo y San Pedro y Pan Pablo Ayutla, acordaron dejar de realizar trabajos propios del campo en el polígono en conflicto, hasta en tanto se resuelva la distribución del agua.

Tamazulápam del Espíritu Santo solicitó el 25 de abril de 2018 a San pedro y San Pablo Ayutla permitir el paso de las tuberías en los terrenos mancomunados en posesión de Ayutla, para que la distribución del agua se realice por gravedad.

El 5 de abril de 2019 el Director de Administración del Agua dependiente de la CONAGUA, hizo del conocimiento a las autoridades municipales y de representación de bienes comunales de Tamazulápam del Espíritu Santo y San Pedro y San Pablo Ayutla, que para que ambas comunidades obtengan certeza jurídica en el uso del agua del manantial “MEEJY AJPY”, es necesario realizar los trámites e integrar el expediente para otorgar título de concesión de 6 pulgadas para cada una de las comunidades.

El Presidente Municipal de Tamazulápam del Espíritu Santo propuso que la conexión y distribución del agua, para ambas comunidades sea de manera simultánea y por medio de gravedad.

El representante de Bienes Comunales de San Pedro y San Pablo Ayutla manifestó que la propuesta es la misma del 2018, por la cual se levantaron de las mesas de diálogo y solicitó se permita a Ayutla reconectarse al tanque de almacenamiento.

El Alcalde Único Constitucional de San Pedro y San Pablo Ayutla expresó que su comunidad, no tiene la confianza para permitir que las tuberías que distribuirán el agua a Tamazulápam del Espíritu Santo pasen por los terrenos que se encuentran en posesión de su comunidad.

San Pedro y San Pablo Ayutla manifestó que existen 23 ciudadanos despojados de sus posesiones y de cuatro terrenos enclavados conocidos como islas, por lo que solicitan a Tamazulápam las regrese y permita la reconexión de las tuberías de agua. Tamazulápam, se levantó sin firmar el acta.

El 10 de abril de 2019 Tamazulápam presentó Acta de Asamblea General de Comuneros, que aprobó mantener el acuerdo de abordar la solución del tema del agua. Que la conexión se ejecute de manera simultánea entre Tamazulápam y Ayutla.

Que el agua corra por la vía de la gravedad para ambas comunidades, pasando por los trabajaderos de ambos pueblos. Se deslinda de responsabilidades de cualquier actitud unilateral que pueda asumir el gobierno estatal y federal referente al tema del agua.

Habitantes de San Pedro y San Pablo Ayutla presentaron Juicio de Amparo en el expediente PRAL.795/2017. Con sentencia de fecha 31 de mayo del 2018 del Juez Tercero de Distrito que ordenó al Presidente Municipal de Tamazulápam y al Agente Municipal de Tierra Blanca del mismo municipio a reconstruir el depósito de captación del paraje denominada El Manantial.

En el caso del Gobernador del Estado y del Secretario General de Gobierno ordenó agotar todos los medios pata garantizar que los quejosos tengan acceso al agua y verificar la construcción del depósito de agua del paraje El Manantial.

El 28 de junio del 2018, se presentó recurso de revisión que se encuentra aún en instrucción, en el Tribunal Colegiado del Décimo Tercer Circuito, promovido por Autoridades responsables de Tamazulápam del Espíritu Santo.

 

alfredo_daguilar@hotmail.com

director@revista-mujeres.com

@efektoaguila