Juan Martínez Ferra

A un año de desaparecido el abogado Ernesto Sernas García, expertos en derechos humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) denunciaron la violencia en contra de activistas en el estado de Oaxaca.

Asimismo, condenaron la falta de avances significativos en la investigación del caso y pidieron al Estado mexicano retomar e intensificar las acciones de búsqueda.

En un comunicado, la organización Consorcio para el Diálogo informó que en el momento de su desaparición, Sernas García era el abogado defensor de 23 miembros de la organización Corriente del Pueblo Sol Rojo, acusados de terrorismo y otros delitos relacionados con su participación en manifestaciones pacíficas en junio de 2015 contra la reforma al sistema educativo aprobada en 2013.

“Al cumplirse el primer aniversario de la desaparición de Ernesto Sernas García, la situación es desesperada para quienes él defendió y quienes trabajaron con él”, dijeron los expertos de la ONU.

“El grupo representado por Ernesto Sernas ha sido absuelto, pero Corriente del Pueblo Sol Rojo sigue siendo el blanco. El último ejemplo de intentos de intimidación y ataques contra miembros de la organización es el asesinato del defensor de los derechos de los indígenas Luis Armando Fuentes. Fue asesinado a tiros el 11 de abril por un grupo de hombres desconocidos en San Francisco de Ixhuatán, Oaxaca”, señaló la organización.

Los expertos de la ONU dijeron que “el gobierno mexicano tiene la responsabilidad de tomar de inmediato medidas que protejan de manera efectiva a los miembros de la organización Corriente de Pueblo Sol Rojo, a sus familiares y a todos los que defienden los derechos humanos en México”.

Los expertos expresaron que los ataques contra la organización y sus miembros están vinculados a su trabajo en defensa y promoción de los derechos humanos, a su resistencia pacífica contra los megaproyectos de minería y energía, así como a su trabajo en relación con el caso de la desaparición forzada de Sernas García.

Pidieron a las autoridades federales que ejercieran su jurisdicción y realizaran una investigación imparcial y exhaustiva de estos casos, con miras a publicar los resultados y llevar a los responsables ante la justicia de acuerdo con las normas internacionales.

Según la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en México, 13 defensores de los derechos humanos fueron asesinados en 2018. En lo que va del 2019, al menos 14 defensores de derechos humanos y periodistas han sido asesinados, 10 de ellos en el estado de Oaxaca. un año de desaparecido el abogado Ernesto Sernas García, expertos en derechos humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) denunciaron la violencia en contra de activistas en el estado de Oaxaca.