DETRÁS DE LA NOTICIA

* La primera obligación del Estado mexicano en sus diversos órdenes de gobierno, es ante todo garantizar seguridad a sus gobernados. Y tener garantizada la seguridad es derecho básico de los mexicanos. 

* Administrador de Empresas por el ITESM Campus Monterrey, el alcalde capitalino, Oswaldo García Jarquín, ha entendido bien esta indisoluble correlación entre obligación y derecho fundamentales.

Oaxaca. Hacer más con menos, con eficiencia y eficacia, es el mayor reto de los seres humanos en todas sus actividades. Es, al mismo tiempo, la más ambiciosa meta en la vida personal, familiar, social y nacional. 

A nuestro leal saber y entender, lo es más en la administración pública en sus diversos órdenes de gobierno, federal, estatal y, mucho más todavía a nivel municipal, por la cada vez mayor escasez de recursos.

Ante la sequía presupuestal, el mayor desafío es ampliar la base tributaria, no aumentar los impuestos, incorporando a la economía formal, a los miles de vendedores ambulantes, que invaden la capital.

Para lograrlo, se requiere mayor imaginación y creatividad, a través de otorgar, sobre todo, estímulos y exenciones fiscales por cumplimiento en tiempo y forma, a los agentes económicos formales.

Aunque el sentido común es el menos común de los sentidos, hoy, los diversos representantes populares y todos los servidores públicos, están obligados a echar mano de su capacidad y detonar su talento.

Manipulados por los partidos políticos, equivocadamente la población considera que los intereses fundamentales de pueblo y gobierno son antagónicos. No es así, siempre y cuando haya respeto mutuo.

Ello requiere indispensablemente de inteligencia, humildad y sencillez en el trato y, sobre todo, visión y sensibilidad de estadista, para trabajar para las nuevas generaciones y no para las próximas elecciones.

Es nuestra convicción que los verdaderos intereses de ambos son idénticos, que la prosperidad del gobierno no puede existir a menos que vaya acompañada de la prosperidad del pueblo y sus gobernados.

La primera obligación del Estado mexicano en sus diversos órdenes de gobierno es garantizar ante todo seguridad a sus gobernados. Y tener garantizada la seguridad es derecho básico de los mexicanos.

Dados sus estudios en Administración de Empresas en el ITESM Campus Monterrey, el alcalde capitalino, Oswaldo García Jarquín, ha entendido bien esta indisoluble correlación entre obligación y derecho fundamentales.

De ahí que presidió una reunión de trabajo con la Dirección de Seguridad Pública, Vialidad y Protección Ciudadana para evaluar los alcances y resultados de los operativos coordinados con instancias estatales y federales que buscan reforzar la seguridad de la ciudad capital.

En compañía del Director de Administración, Mario Méndez, recordó que la seguridad es un tema preponderante para su gobierno, por lo que instó a las y los integrantes de la corporación a seguir trabajando para proteger y servir a la población capitalina y garantizar la paz social y la tranquilidad.

Enfatizó que este año el Ayuntamiento capitalino destinará cerca de 20 millones de pesos de recursos propios que se sumarán a los casi 26 millones de pesos del Programa de Fortalecimiento para la Seguridad (FORTASEG), inversión histórica para fortalecer la seguridad en la capital.

“Es necesario recuperar la confianza de la ciudadanía en sus corporaciones policíacas, por eso realizaremos esta importante inversión, para llevar a cabo patrullajes permanentes en las 13 agencias municipales y de policía, así como en el Centro Histórico, e inhibir la incidencia delictiva”, resaltó.

Instruyó al Capitán Aquileo Sánchez Castellanos, a reforzar las acciones contempladas en operativos como prevención y disuasión, contacto ciudadano, cerrojo, barredora, en centros comerciales, atleta seguro, en bancos y urbano seguro, entre otros, para que las y los ciudadanos de Oaxaca de Juárez se sientan seguros.

Con la Unidad de Operaciones Especiales (UPOE) la Policía Estatal ha extendido su vigilancia en colonias de la capital, como resultado del operativo Centinela, realizado el pasado 9 de mayo en el Centro Histórico de la ciudad.

Para cumplir el compromiso de mejorar el servicio de limpia y recolección de basura en la ciudad, García Jarquín, puso en servicio 40 camiones recolectores que se suman a la flotilla del Ayuntamiento para recabar las 800 toneladas de residuos sólidos que a diario se generan en la capital del estado.

Destacó que con esta acción de gobierno se da un paso importante en la atención de una de las necesidades más sentidas de la población, pues con este nuevo parque vehicular se garantizará de manera eficiente la recolección de residuos sólidos en la Verde Antequera.

Con los 40 camiones compactadores de basura de 21 yardas, con capacidad de 12 toneladas de basura, se fortalecerán las 47 rutas del servicio de recolección de basura, ya que las unidades acudirán con mayor frecuencia a las colonias, además que aumentarán la cobertura actual, pues 145 de las 265 colonias de la ciudad no cuentan con el servicio de recolección.

“Con un buen gobierno para todos transformamos el quehacer público a favor de la población, con acciones y servicios dignos, a la altura de lo que demanda la ciudadanía, en beneficio de sus familias y por un Oaxaca limpio”, dijo al informar que los camiones iniciarían su operación en la capital oaxaqueña de inmediato.

Ante los diputados Othón Cuevas y Luis Alfonso Silva, dijo que la puesta en marcha de este nuevo parque vehicular, mediante un esquema de arrendamiento, surgió de la necesidad del Ayuntamiento de brindar un servicio eficiente y de calidad a la ciudadanía para recolectar las grandes cantidades de desechos generadas por una población que supera los 265 mil habitantes.

Acompañado del Síndico Hacendario Jorge Castro y del Director de Servicios Municipales Humberto Benítez, explicó que el Municipio capitalino no cuenta con el presupuesto necesario para la compra masiva de unidades, por lo que después de un análisis de los recursos disponibles, la opción más viable para no comprometer las finanzas del Ayuntamiento fue la renta de los vehículos.

Ante agentes municipales y de policía, señaló que la Contratación Plurianual del Servicio de Arrendamiento de 40 camiones compactadores, se sustentó en la licitación pública nacional presencial número LPN/MOJ/DA/SDRMYSG/DSM-02/2019, cuyo contrato tendrá una vigencia de 31 meses por un importe total de 130 millones 413 mil 399.04 pesos.

Como parte de las prestaciones la empresa ganadora de la licitación será responsable del mantenimiento preventivo de todas las unidades, así como de la cobertura presupuestal por daños o averías que se presenten durante el plazo de la contratación.

“Es tiempo de añadir el distintivo que nos haga la ciudad más limpia del país, es momento de sumar esfuerzos ciudadanía y gobierno para tener nuestros espacios limpios, dignos de una Ciudad Patrimonio Mundial”, puntualizó.

alfredo_daguilar@hotmail.com

director@revista-mujeres.com

@efektoaguila