Juan Martínez Ferra

Oaxaca. Las primeras indagatorias de la Policía Estatal y de la Fiscalía General del Estado sobre la masacre de seis personas se enfocan a las empresas eólicas del Istmo de Tehuantepec, pues los asesinados iban a buscar trabajo en alguna de las compañías. 

Asimismo, según adelantos de la Vicefiscalía Regional del Istmo, las eólicas podrían haber contratado a sicarios para asesinar al líder de trabajadores de la zona, Ventura Ordaz Rasgado, quien resultó herido en el ataque, pues les había causado una serie de problemas, entre ellas bloqueos a parques y exigencias laborales superiores a las de la ley.

De la misma manera, los indicios se enfocan a esa línea de investigación debido a que se utilizaron armas de grueso calibre, como los llamados “Cuerno de chivo” para masacrar el pasado lunes por la mañana a las seis personas en el tramo La Venta-Juchitán.

En tanto, cinco de ellas fueron enterradas ayer en la comunidad de La Venta, donde se confirmó que la mayoría iba a buscar empleo en un parque eólico; una más fue trasladada a Veracruz, de donde era originaria.