Oaxaca en crisis ambiental.

Oaxaca, la de las jacarandas, la Verde Antequera, la de las tlayudas y la Guelaguetza vive una crisis ambiental.

Los ríos proveedores de agua de la Verde Antequera están agonizantes. Ahora que ha empezado a llover vecinos de las colonias ubicadas en lo alto de los cerros dejan caer su basura en los arroyos que desembocan en los ríos. La basura, popotes, plásticos y unicel terminan en el interior de peces, tortugas y ballenas.

Las descargas de aguas negras sin tratamiento alguno han nulificado la capacidad de los ríos de autoregenerarse. La tristeza y la pestilencia acompañan al río Atoyac a su paso por la ciudad de Oaxaca. Cada vez más, se le roban terrenos al cauce. Sin ningún respeto se han construido canchas deportivas y se ha autorizado la extracción del material pétreo. No hay amor por el río que ha permitido la creación de la ciudad de Oaxaca.

Los ríos Salado y Atoyac requieren una intervención de fondo no cosmética. Ahora que Litigio Estratégico Indígena ha posicionado el tema de la contaminación de los ríos en la agenda pública algunos presidentes municipales le tapan el ojo al macho invitando a los vecinos a limpiar las márgenes pero nada dicen de las descargas de aguas residuales sin tratar que los fraccionamientos habitacionales hacen en los ríos.

 Se requiere de la coordinación de todas las autoridades: las estatales, las federales y las municipales. Todas deben poner de su parte. Se requiere de la coordinación. Y esa tarea de coordinación ha sido asumida, ante la inacción de las autoridades ambientales, al Poder Judicial de la Federación.

Litigio Estratégico Indígena promovió el juicio de amparo para el rescate de los ríos y la jueza federal Elizabeth Franco, fue pionera a nivel nacional en ordenar la protección de los ríos. De todas partes del país consultan la sentencia que está destinada a ser analizada por las generaciones venideras.

La jueza federal ordenó la coordinación de las instancias en el rescate de los ríos. Y autoridades insensibles interpusieron recurso de revisión en contra de esa resolución. Hoy el asunto aún no ha sido listado para sesión en el Tribunal Colegiado de Acapulco, Guerrero. Hasta allá fueron los abogados de Litigio a transmitir su preocupación a los señores magistrados y a pedirles que confirmen la sentencia.

Litigio Estratégico Indígena ha cumplido una parte de su trabajo: su lucha ha visibilizado la contaminación de los ríos. La población oaxaqueña empieza a ver como algo no normal la contaminación de los ríos. En diferentes foros con niñas y niños estos han manifestado que quieren que los ríos se rescaten.

Pero las autoridades siguen siendo omisas. No hay programas de prevención, ni de educación ambiental. Cada vez más, con mayor frecuencia los bosques desparecen por los incendios forestales. De nada servirá que Litigio Estratégico Indígena promueva amparos para la protección al ambiente si la ciudadanía sigue tirando su basura en los ríos.

Es hora de que cambiemos todas y todos. Es hora de construir el legado para quienes vendrán. El pacto intergeneracional es impostergable.

"Las opiniones expresadas aquí, no han sido sometidas a revisión editorial, son de exclusiva responsabilidad de los autores y pueden no coincidir con la de nuestro medio de comunicación o de nuestra empresa."