El Banco de México recortó una vez más su expectativa de crecimiento económico para el país este año, al dejarlo en un rango de entre 0.8% y 1.8%.

Este nivel es inferior la estimación previa de entre 1.1% y 2.1% y es el cuarto recorte consecutivo que hace la entidad en sus expectativas económicas. El gobierno de López Obrador estima que la economía crecerá en un rango de 1.1% y 2.1%. 

“(Hay) una tendencia a la desaceleración”, dijo este miércoles el gobernador de Banxico, Alejandro Díaz de León, en durante la presentación del informe trimestral del inflación de la entidad. “(Tenemos) un entorno marcadamente incierto para la actividad económica”, agregó. Para la inflación, Banxico espera que se alcancé su meta de 3% hacia el tercer trimestre de 2020. 

La economía de México se contrajo 0.2% en el primer trimestre del año con respecto al trimestre anterior , presionada por un retroceso de los sectores industrial y de servicios, según cifras revisadas divulgadas el viernes por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

El dato confirmó la estimación preliminar sobre crecimiento económico que el instituto divulgó a finales de abril. Tras el anuncio del INEGI, el presidente Andrés Manuel López Obrador externó su confianza en que México logrará la meta de crecimiento que fijó su gobierno para 2019, que es del 2%.

En febrero pasado, cuando Banxico recortó su expectativa del PIB para 2019 por tercera ocasión, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo que “les vamos a demostrar que va a crecer la economía ”. El gobierno de López Obrador ajustó este año sus expectativas del PIB para 2019 al ubicarlas en un rango de 1.1%-2.1%, aunque ha hecho énfasis que su expectativa es crecer alrededor de 2%.

En abril, la inflación general en México soprensió con una aceleración a una tasa anual de 4.41%, tocando su nivel más alto en lo que va de 2019, de acuerdo con el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) publicado por el INEGI. Durante los dos primeros meses del año, la inflación anual se desaceleró hasta que en marzo pasado inició su repunte, al ubicarse en 4%.

Al cierre del mes de abril, la inflación quedó por encima del rango objetivo del Banco de México (Banxico), de 3% +/- un punto porcentual. 

El componente subyacente de la inflación preocupa a los analistas pues -al descartar los precios de los productos de mayor cambio como los agrícolas- permite observa el comportamiento de los precios sin esa volatildiad. 

El índice de precios subyacentes reportó en abril un crecimiento de 3.87%. Mientras que en su medición no subyacente tocó una tasa anual de 6.08%.

Fuente: Expansión