REFORMA

Abel Barajas 

Cd. de México (29 mayo 2019).- El ex director de Pemex, Emilio Lozoya, ya es prófugo de la justicia acusado de lavado de dinero.

La Fiscalía General de la República (FGR) se lanzó ayer en su búsqueda con el cateo de tres domicilios, uno de los cuales fue adquirido con dinero presuntamente ilícito, procedente de la empresa brasileña Odebrecht.

Fuentes allegadas al ex funcionario indicaron que se encuentra escondido y tramita un amparo contra su detención.

La FGR pidió desde el viernes y el domingo pasados las órdenes de aprehensión, que incluyen a Susana Gilda Lozoya Austin, hermana del ex director de Pemex y también contra Alonso Ancira.

El dueño de Altos Hornos de México (AHMSA) fue detenido ayer por Interpol en Mallorca, España por el delito de daño patrimonial con la venta de la planta chatarra Agro Nitrogenados a Pemex en 2013.

La FGR informó que la imputación contra Ancira deriva de una denuncia presentada el 5 de marzo por “un grave daño patrimonial” a Pemex, que compró en 273 millones de dólares a AHMSA la planta chatarra de Agro Nitrogenados en Veracruz. La Cancillería ya presentó la solicitud de extradición.

En el caso de Lozoya y su hermana, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de Hacienda presentó dos querellas por lavado de dinero.

Un caso está relacionada con una transferencia de 38 millones de pesos con la que Lozoya adquirió su casa en Lomas de Bezares.

El pago se hizo desde una cuenta en Suiza a nombre de la empresa Tochos Holding Limited, que tiene registrados como beneficiarios al ex funcionario y su hermana.

El dinero que tenía esta compañía provendría de otra off shore de nombre Latin America Asia Capital Holding, en la cual los directivos de Odebrecht aseguran que pagaron sobornos a Lozoya.

Incluso AHMSA también realizó transferencias a una off shore vinculada a Lozoya.

La FGR cateó ayer el domicilio de Lozoya, así como la casa de su hermana y de su padre Emilio Lozoya Thalmann.

Según vecinos de Polanco, Lozoya fue visto anoche en la calle Rubén Darío de esa colonia al poniente de la CDMX, retirándose de un departamento presuntamente de su propiedad en una camioneta color arena.