DETRÁS DE LA NOTICIA

Oaxaca


* El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud (SNTSA) es corresponsable de la crisis presupuestal que enfrenta el sector salud. 

* Si el actual gobierno se decide a ordenar una auditoría bien hecha quedarán al descubierto todos los actos de corrupción y provocará el efecto dominó.

Circula en las benditas redes sociales una trascendente reflexión del médico Jorge Romero Rosales drromros@gmail.com, pediatra infectólogo del Hospital Infantil de México Federico Gómez, sobre la crisis presupuestal que enfrenta el sector salud de la que corresponsabiliza al Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud (SNTSA).  

Al fijar su posición, afirma: “La gran mayoría de los que ahora exigen la restitución de lo que les recortaron, ya olvidaron lo que hicieron con la mayor parte de los recursos asignados por el Estado, los desviaron a una red de saqueo sistemático de bienes públicos”.

“Esta gente es usufructuaria del gobierno pasado, no actuaron ni con transparencia ni con honradez, y quién sabe por qué artes lograron quedarse con poder”.

“Ahora utilizan a la niñez mexicana como estandarte para lograr sus propósitos, no estoy de acuerdo en que reciban dinero para que vuelvan a las andadas, que el gobierno limpie primero las instituciones, y que cuando se usen los recursos debidamente, si falta, entonces sí presionar al gobierno”.

“Recientemente el Presidente de la República declaró, “que había recibido el sector salud en ruinas” ni cómo decirle que no es cierto, pero exijámosle al primer mandatario que actúe en consecuencia para que el Dr. José Alberto García Aranda, ex-director general del Hospital Infantil de México Federico Gómez; y Carlos Rogelio Plascencia Pacheco, director de Administración, sean llevados ante la justicia.

Corresponsabiliza a Cuauhtémoc Oscar Ruiz Osorno, secretario general de la Sección 84 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud (SNTSA), lo que se hace extensivo a los Servicios de Salud de Oaxaca.

Reitera, “no voy por colores ni por partidos políticos, lo hago por una obligación cívica, legal y moral y porque estoy convencido que es difícil engañar, someter y manipular a un pueblo educado e informado”.

Romero Rosales denuncia algunos hechos que ocurren en el Hospital Infantil de México Federico Gómez (HIMFG)

1.- Farmacia, “no se revisan expedientes de hospitalización ni de la consulta externa para muestreo, el control de antibióticos es ineficaz porque se autorizan a complacencia del que los solicita. No existe congruencia entre los principales motivos de demanda y las claves de mayor consumo”.

“No se hace un análisis adecuado de los listados de metas y gastos, no hay minutas de un Comité de Control Presupuestal, la decisión de comprar ciertos antibióticos no obedece a intereses sanitarios, obedece a compromisos con los laboratorios de la industria farmacéutica privada, hablo de muchos miles de millones de pesos. ¿Esto no es corrupción?”

2.- Seguro Popular (mientras hubo) “Al llegar un paciente mostraba su póliza y le entregaban tres juegos originales que tenían que firmar, la trabajadora social integraba uno al expediente y los otros dos, insisto firmados, se entregaban al Departamento Administrativo en blanco”.

“De ahí en adelante todos los gastos que se generaban, la trabajadora social llenaba y firmaba una forma de caja “sin costo” por cada evento, pero tenían prohibido señalar el costo real de acuerdo a un catálogo que se aplica al resto de pacientes, según el nivel que les corresponda”.

“Así que de acuerdo a edad, diagnóstico y circunstancias se incluía en Seguro Médico Siglo XXI, Fondo Gastos Catastróficos o al Catálogo Universal de Servicios de Salud (CAUSES)”.

La pregunta obligada: “¿Quién determinaba los costos para recuperarlos del Seguro Popular? ¿Qué uso le dieron a las otras dos formas? Será muy descabellado pensar en un quebranto al erario público recuperando con exceso lo que realmente se gastó. ¿Esto no es corrupción?”.

“¿Por qué continúan con la faramalla de la reducción de recursos en el sector salud?”, se pregunta el pediatra infectólogo del Hospital Infantil de México Federico Gómez.

“Pues muy fácil, se han reunido los directores generales de los institutos nacionales de salud y otros, porque los distingue algo en común: tienen cola que les pisen”.

“Si el actual gobierno se decide a ordenar una auditoría bien hecha al Hospital Infantil de México “Federico Gómez” quedarán al descubierto todos los actos de corrupción y provocará el efecto dominó, las fichas caerán una a una entiéndase los otros institutos nacionales de salud y hospitales de la SSA”.

“Ello explica que estén tomados de la mano, saben de sobra que no soportarían una auditoría, el costo sería desastroso, pero no están solos, detrás de ellos está la estructura que queda del gobierno anterior emanado de las filas del PRI”.

“Hasta la rata miserable de Joel Ayala Almeida, líder de la FTSE, envalentonado por sabrá dios qué polvos, reta al gobierno. ¿Cómo se explican que muchos medios los publiciten tanto? Venganza porque a algunos los señalaron por “chayoteros” ¿De dónde salen los recursos?

alfredo_daguilar@hotmail.com

director@revista-mujeres.com

@efektoaguila