Juan Martínez Ferra 

Oaxaca.Tras los hechos violentos suscitados la mañana de este viernes en Cuilápam de Guerrero, cuyo saldo preliminar es de dos personas lesionadas a balazos, la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca pidió a la Secretaría de Seguridad Pública garantizar la integridad física de la población y la paz social.

Asimismo, inició el cuaderno de antecedentes DDHPO/CA/303/(01)/OAX/2019, tras la información difundida por diversos medios sobre una agresión armada en los parajes conocidos como “ San Juan de Dios”, “El Mortero” y “Derrumbadero”, donde presuntamente se asentaron invasores de una organización social.

Requirió a dicha secretaría la adopción de una medida cautelar para que elementos de la Policía Estatal brinden seguridad en la zona con el objetivo de salvaguardar la integridad de los transeúntes y vecinos del lugar.

Así también, en un comunicado solicitó a la Fiscalía General del Estado que inicie las investigaciones correspondientes ante la posible comisión de delitos, además que en las carpetas de investigación se dicten medidas de protección a favor de las personas afectadas y se les reconozca su calidad de víctimas.

El órgano autónomo resaltó que es obligación indeclinable del Estado garantizar la seguridad pública, lo que implica el combate y prevención de la violencia social, ya que ésta genera violaciones a derechos humanos, tales como el derecho a la vida, la integridad personal, la libertad y la propiedad.