• Los comicios del 2 de junio mostrarán si, al cumplirse seis meses del cambio de gobierno, se mantiene la tendencia dominante del partido Morena.

Más de 13.5 millones de mexicanos podrán votar este domingo en seis estados del país, en la primera gran jornada electoral desde que Andrés Manuel López Obrador llegó a la presidencia. 

En total estarán en juego 148 cargos, 8 mil 165 candidatos buscarán obtener el voto de los ciudadanos. 

Los comicios del 2 de junio mostrarán si, al cumplirse seis meses del cambio de gobierno, se mantiene la tendencia dominante del partido Morena, que no solo le permitió ganar el Ejecutivo, sino también obtener la mayoría en el Congreso federal, y el poder político de entidades como Veracruz y el Estado de México. 

En lo que va de su administración, López Obrador ha enfrentado críticas por los altos niveles de violencia que prevalecen, y las repercusiones de sus recortes de presupuesto, con despidos y carencias en sectores como el de salud, lo que incluso llevó a la renuncia de Germán Martínez a la dirección del IMSS. 

En tanto, el gobierno federal ha defendido resultados en el combate al robo de combustible, también el ordenamiento de la burocracia y las compras públicas, para evitar el derroche y la corrupción, y así lograr ahorros. 

En cuatro de los estados donde habrá elecciones, Baja California, Aguascalientes, Tamaulipas y Durango, el gobierno actual es panista; en Quintana Roo, el gobernador Carlos Joaquín llegó al cargo de la mano de una coalición PRD-PAN, y en Puebla si bien está como gobernador interino el priista Guillermo Pacheco, quien había ganado las elecciones previas fue también el PAN, con Martha Erika Alonso. 

Las elecciones de este domingo pondrán a prueba la fortaleza que aún tenga ese partido, de cara a la “ola morenista”, impulsada por López Obrador. 

Dos baluartes panistas, en juego 

En Puebla y Baja California, los ciudadanos elegirán gobernador -no hay una sola candidata a la gubernatura, todos son hombres-, y en ambas contiendas las encuestas mostraron como favoritos a los candidatos de Morena.

Los poblanos acudirán a las urnas en una elección extraordinaria, convocada luego de que en diciembre de 2018 muriera la gobernadora panista Martha Erika Alonso, al estrellarse el helicóptero en el que hacía un viaje junto a su esposo, el senador y exgobernador Rafael Moreno Valle. 

Erika Alonso venció en las elecciones del año pasado al candidato de Morena, Miguel Barbosa, aunque este último acusó que hubo fraude, por lo que tuvo que intervenir el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) para confirmar el triunfo de la panista. 

Tras la muerte de Erika Alonso, incluso en Morena hubo voces que pidieron que Barbosa no repitiera como candidato; sin embargo, con el apoyo de la dirigente del partido, Yeidckol Polevnsky, volvió a ser postulado para estar en las boletas de este próximo domingo. 

Su principal rival es el exrector de la Universidad de las Américas Puebla, Enrique Cárdenas, respaldado como “candidato ciudadano” por el PAN, PRD y Movimiento Ciudadano; tanto él como Barbosa, al intercambiar ataques, prometieron combatir la corrupción. 

La tercia de opciones se complementa con el candidato priista, Alberto Jiménez Merino. En Puebla, además del nuevo gobernador, habrá votaciones para renovar 5 ayuntamientos. 

Al norte del país, en Baja California, también estará en juego la hegemonía panista. Es el primer estado que ganó la oposición ante el PRI, en 1989, cuando con Ernesto Ruffo obtuvo la mayoría de los votos. Y desde entonces, desde hace 30 años, la entidad ha sido blanquiazul. 

Pero las encuestas, esta vez, no son favorables para Acción Nacional, sino para el candidato de Morena, Jaime Bonilla. Este último, antes de ser aspirante a gobernador, fue superdelegado en Baja California, nombrado por el presidente López Obrador. 

La oposición ha criticado que esa figura de superdelegado servirá a Morena para construir candidaturas de forma anticipada, al ser operadores de los programas sociales. 

En Baja California, el PAN tiene como candidato a Oscar Vega Marín. El exsecretario de Educación estatal acusa que las encuestas son un “espejismo”, y busca que el panismo conserve el poder, venciendo a la “ola” morenista. 

Quien gane las elecciones en la entidad fronteriza tendrá un periodo de gobierno de solo dos años, con la intención de hacer concurrentes los comicios locales y federales en 2021, tal como lo estableció el Congreso estatal. 

El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) respaldó esa determinación y revirtió la intención de que hubiera un periodo de seis años, que defendía el candidato Bonilla y que había aprobado el Tribunal electoral local. 

La lista de candidatos en Baja California se complementa con los nombres de Enrique Acosta Fregoso (PRI), Jaime Martínez Veloz (PRD), Héctor Guillermo Osuna (Movimiento Ciudadano) e Ignacio Anaya (Partido de Baja California).

Además de gobernador, en la entidad fronteriza la gente definirá con su voto 17 diputaciones de mayoría relativa, 8 de representación proporcional, y la renovación de 5 ayuntamientos.

En Aguascalientes (gobierna el PAN), los ciudadanos votarán para renovar 11 ayuntamientos; en Durango (el gobernador es panista), 39 ayuntamientos; en Quintana Roo (el gobernador Carlos Joaquín ganó con una coalición PRD-PAN), 15 diputaciones de mayoría relativa y 10 de representación proporcional, y en Tamaulipas (gobierna un panista), 22 diputaciones de mayoría relativa y 14 de representación proporcional.

Sin focos rojos: INE

Los comicios, detalló el INE, serán vigilados por mil 932 observadores electorales: 409 en Aguascalientes, 99 para Baja California, 93 para el estado de Durango, 8 para Quintana Roo, 852 en Tamaulipas y 471 en el caso de Puebla.

Serán instaladas un total de 23 mil 406 casillas, con la participación de 163 mil 144 personas en las mesas directivas de casilla.

“El INE ha establecido una cercana colaboración con las instancias de seguridad para garantizar que la ciudadanía acuda a votar libremente y con confianza. No hay ningún foco rojo que pueda poner en riesgo una votación pacífica en los seis estados”, dijo el consejero presidente del Instituto, Lorenzo Córdova.

ANIMAL POLÍTICO