“Una misiva de contenido político, y diplomático, es imperativo redactarla con fineza, enérgica según el caso, pero no confundir con dichos populares y datos fuera del contexto” Manolo 

Fortino Mario Alfonso Moreno Reyes debe estar retorciéndose y ensalibando de envidia en su cripta en el Panteón Español: ha surgido quién lo supera en el discurso y en el encargo, pues él apenas soñó con “Si yo fuera diputado”, y en el filme nunca se le ocurrió escribirle una carta al mero mero de los malosos “¡green, go home!”, como ya lo hizo nuestro Primer celado del País (Bety-Geraldine ¡La Pelea!). 

 Veamos la cantinflesca cartita: “No quiero la confrontación”, y líneas abajo cita: “no soy cobarde ni timorato”, ¿Entonces?! “Le propuse optar por la cooperación para el desarrollo y ayudar a los países centroamericanos (¡en minúsculas!)”, ¿Pues eso no sería intervencionismo? ¿En Centroamérica sí, pero en Venezuela no? ¿Medidas “neoliberales e imperialistas” en la 4T? Luego se pliega al lastimoso grado de rendirle cuentas al Güero, de que sí lo obedece: “Usted sabe también que nosotros estamos cumpliendo con nuestra responsabilidad de evitar (…) el paso por nuestro país”. ¿Pues no que puertas abiertas a centroamericanos? ¿Entonces sí está obedeciendo órdenes del Güero? “En poco tiempo, los mexicanos no tendrán necesidad de acudir a EU y que la migración será opcional”. Ajá.

“Los problemas sociales no se resuelven con impuestos o medidas coercitivas” ¡Exacto! ¡Se resuelven polarizando y contratando bots para que te apoyen! “¿Cómo convertir al país de la fraternidad con los migrantes del mundo en un gueto…?”. Pst, pst, Andrés, ¿cuál es tu changarro? “El lema EU es primero es una falacia”, y la de “No le vamos a fallar al pueblo de México” es requete cierta, ¿verdad?

“Los hombres de Estado (…) estamos obligados a buscar soluciones pacíficas a las controversias”. Con EU, (pacifista), y en México cada mañana en sus conferencias abre fuego de “conservadores” contra “fifís”, ello implica confrontación. Se contradice López Obrador.

Ahora bien para sintetizar el libelo en comento, este observador señala: a).- Es de elemental cortesía que ese ocurso se hubiese redactado en el idioma inglés, máxime que Trump no sabe español; b).- Amén que las referencias históricas fueron una barrabasada, por no decir literal lo que dice el vulgo y no es mi estilo emitir groserías; c).- No resolvió nada de fondo, a contrario sensu, lo agravó; d).- ¿Existe traducción al inglés de “chimuelo”?; e).-es un ocurso de nivel prosaico como si fuese presidente de una colonia y al nivel de Jefe de Estado, ausente de diplomacia, más bien impregnada de bravatas; f).- ¿Qué tiene que ver su comercial estamos acabando con la corrupción? Mentiras y pésimo estilo; g).-Apela a los valores y buenos momentos de la relación México con Estados Unidos, pero ignora que para Trump es más importante Jackson y Polk que Lincoln o Roosevelt, de tal suerte que es una misiva que cuida su imagen hacia México (auto promoción insiste); h).- Lo único que faltó a ese texto de marras la frase al final. “me canso ganso”. Y como dijo Jorge Castañeda -que si sabe de diplomacia- que parece una carta de Miss Universo: “Estoy a favor de la paz mundial”.

Lo cierto es que mandó a Marcelo Ebrard a “negociar” a la Casa Blanca, y por eso el canciller, que ya la semana pasada sufrió un notorio desaire de Mike Pompeo –quien no lo recibió el jueves pasado en Washington, a pesar de que tenían una reunión agendada– se movió de inmediato para amarrar un encuentro con el secretario de Estado y con el yerno Jared Kushner que, según informó el viernes mismo, se concretará el próximo miércoles.

¿Qué va a ofrecer el canciller mexicano? si ya está visto que el Plan de Desarrollo para Centroamérica no convenció a Trump primero porque tenía que invertirle 10.6 millones de dólares y luego porque, aunque se trate de una estrategia viable y muy loable para frenar la migración, es en realidad un plan de mediano y largo plazo para resolver el problema y no algo inmediato y tajante como lo que el Presidente estadunidense le exige a México. ¿Van a aceptar López Obrador y Marcelo Ebrard el plan de Trump para que México se convierta de manera definitiva en el “tercer país” que reciba y se responsabilice de la estancia y manejo de todos los migrantes indocumentados que ingresen o intenten entrar a los Estados Unidos? 

Y todo este galimatías para que Trump lograra que AMLO le enviara a Ebrard a entregarle las… quejas, y todavía lo humillan dándole cita para el próximo miércoles. Ahorita no, ¡Chatos!  

Jugadas de la Vida

Cuando se fundaba México, hace más de 10 mil años, “todavía pastaban los búfalos en lo que hoy es Nueva York”. Entonces, “ya había imprentas y universidades en nuestro país”. Realidad: “hace 13 mil años llegaron los primeros mexicanos a México. En 1540, Juan Pablos abre la primer imprenta”. En 1551 se funda la primera universidad en México”.

Twitter: @ldojuanmanuel