Crónicas Oaxaqueñas.

El 19 de noviembre del año 2002, fueron inauguradas las hermosas, amplias y funcionales oficinas y bodega de la persona moral Comercializadora Ánfora, negocio de mi propiedad desde hace más de 25 años, a cierto funcionario público de la época se le antojaron dichas instalaciones y mediante una burda artimaña pretendió despojarme del bien. 

Afortunadamente conté con la ayuda de un poderoso abogado, el Lic. Francisco Ángel Maldonado, DEP, a quien hasta ese momento no tenía el gusto de conocer, hizo una feroz defensa a petición de uno de sus hijos, la vida pone amigos en el camino y este fue el caso, no cobró un solo centavo por arreglarlo, siempre les estaré agradecido a ambos, por eso lamenté profundamente el año pasado cuando partió de este mundo el reconocido jurisconsulto.

En esas épocas jugaba golf con verdadera pasión, acudía al campo varias veces por semana, este deporte es muy celoso, para mejorar debes practicar, aunque vayas acompañado de otros jugadores, la competencia es contra el campo para superarte a ti mismo y hacer cada vez menos golpes en cada hoyo, nada sencillo, cierto día, otro jugador, Manuel de la Lanza Elton, se acerca a hablar conmigo.

Manuel era el Director General de la Corporación Oaxaqueña de Radio y Televisión de Oaxaca, es decir Canal 9 de televisión y sus estaciones de radio con repetidoras en todo el estado, su comentario fue el siguiente: “Necesito un conductor para el noticiero Acontecer de las mañanas, porque no me ayudas y lo haces tú”, mi respuesta en automático fue decir “no, nunca lo he hecho y no soy comunicólogo”.

Manuel de la Lanza me dijo, piénsalo con calma, no es necesario que lo hayas hecho antes, practicas un par de semanas y después lo podrás hacer fácilmente, por mi mente pasó el intento meses atrás del funcionario de Gobierno de quedarse con mi bodega aprovechando su influencia, también recordé que se decía que la prensa era el cuarto poder, entonces decidí aceptar.

Defender los bienes no había sido nada sencillo, eso ayudó a tomar la decisión, quise comprobar la hipótesis de que al ser un rostro público podría impedir que alguien con poder y mal acostumbrado a abusar de él, pretendiera volver a excederse en sus funciones, practiqué dos semanas y salí al aire tal como aseguró de la Lanza.

Encauzar un noticiero no es muy complicado, cerca de 20 notas son las que se ofrecen, la función de los conductores es leer el encabezado de la noticia apoyado por el prompter mirando directamente a la cámara, después de esta lectura entra la nota del reportero con las imágenes que haya grabado lo que da mucha libertad, al ser dos conductores el trabajo se va a la mitad, cero estrés.

El prompter es una pantalla de computadora colocado justo debajo de cada cámara de televisión, ahí aparecen los encabezados de notas que es lo que debes leer, un cristal especial colocado en diagonal refleja esas letras hacia la cámara y delante del lente se coloca otro cristal transparente que vuelve a reflejar las líneas, la visión del conductor es hacia la lente de la cámara pudiendo leer al mismo tiempo.

El secreto es saber leer con una entonación que parezca que estás hablando simplemente, que no se note que se está realizando una lectura, para eso es muy importante que quien maneje el prompter entienda la velocidad de lectura de cada conductor, esa pantalla solo tiene cinco líneas para que las letras sean bastante grandes y fáciles de ver, el problema es que a veces corta las palabras sin un orden ortográfico a media sílaba.

Quien maneja ese aparato, debe ir subiendo la imagen de tal manera que la lectura vaya en la línea dos o tres máximo de las cinco, así puede el conductor apreciar donde hay una coma o un punto final, le permite calcular y dar la entonación necesaria para que no se note que es una lectura, si el prompter lo suben lento y apenas vas leyendo la última línea corres el riesgo de una sorpresa y hacerlo mal.

A los pocos meses de haber empezado a salir al aire vinieron unas elecciones para diputados locales, a los seis conductores de noticiero nos asignaron un horario y se nos dijo que solo debiéramos seguir instrucciones y leer los encabezados, me fue asignado el primer turno de ocho a diez de la mañana, terrible realidad me tocó enfrentar.

Nada tenía que ver una transmisión especial con lo relajado de un noticiero, en lugar de una hora eran dos seguidas y solo había tres notas preparadas para el prompter, lo demás había que improvisarlo, quizás no fuera tan complicado si te dicen que eso va a suceder, pero de repente debes hablar de una elección sin haber estudiado, sin saber que municipios integraban los distritos, quienes eran los candidatos, etc.

Sinceramente tuve la sensación de decir tonterías en muchos momentos, por más capacidad de improvisación que tengas es un medio que apenas estás conociendo, no veía la hora de que terminara mi turno, se me hizo eterno, ¿saben que fue lo peor? que a los demás conductores les pasó lo mismo a pesar de que llevaban mucho más tiempo en la televisión, tampoco se habían preparado.

Todos estábamos confiados a que nos darían todas las notas por escrito, el regaño de Manuel de la Lanza nos alcanzó a todos, fue una pésima transmisión especial, el tiempo pasó y un año después vinieron las elecciones federales del 2004, habría nuevo Gobernador del estado, Senador y Diputados Federales.

¿Ustedes creen que se me habría olvidado la experiencia del año pasado? por supuesto que no, con tiempo hubo que estudiar sobre una elección, cómo se califica, quiénes tienen derecho a votar, cómo se integran las casillas, horarios, etc. etc. y cuando nos asignaron los turnos me sentía preparado, no me equivoqué, en cuanto se acabaron las notas grabadas estaba listo para hacer comentarios con la información investigada.

Desafortunadamente a algunos de mis compañeros les volvió a suceder y sufrieron cuando iban escaseando las notas de los reporteros pues debían improvisar, el caos fue reinando al cierre de la edición, los número del IFE mostraban una tendencia hacía el candidato no oficial y la presión de comunicación social iba en aumento.

Manuel nos exigió que no se declarara ganador a nadie sin un aviso oficial de la autoridad electoral, al final le obligaron a él a hacerlo, cerró la transmisión diciendo que había ganado el candidato oficial y se despidió, al día siguiente presentó su renuncia a la dirección general de CORTV entregando una muestra de dignidad defendiendo sus convicciones.

Nadie afirma que no haya ganado legalmente ese candidato, ganó sin duda, era solo un tema de principios, fue obligado y prefirió dar las gracias, ese era Manuel de la Lanza Elton, todo un caballero, un maestro con probada integridad que esta semana ha partido, descanse en paz.

Los comentarios continuarán la próxima semana.

Si desea contactarme favor escribir a jpr.cronicas@gmail.com

Facebook: Jaime Palau Ranz

Twitter: @jpranz