Juan Martínez Ferra  

Rompe Benjamín Robles con su aliado político Oswaldo García Jarquín

Oaxaca. La colocación de un módulo en la Alameda de León sin el permiso del ayuntamiento, desató un conflicto entre los partidos Morena y del Trabajo; ambos llevaron al poder a Andrés Manuel López Obrador y al edil capitalino, Oswaldo García Jarquín.

Y es que al mediodía, integrantes del PT, entre ellos el ex funcionario estatal Jorge Oropeza, a quien investigan por irregularidades durante su encargo, pretendieron colocar un módulo para hacer una encuesta de la actuación del presidente municipal capitalino.

Ello originó que llegaran inspectores del municipio que comenzaron a levantar aparato de sonido y módulo.

Pero eso generó una reacción encolerizada de los integrantes del PT; entre ellos el ex perredista Lenin López Nelio, quien de manera intolerante y prepotente amenazó: “ahorita mismo le vamos a dar a Oswaldo”.

El zafarrancho culminó con el retiro del módulo, pero con las amenazas de los militantes petistas de actuar en contra del presidente municipal.

Así comenzaron un ataque en redes sociales, como el de Benjamín Robles Montoya, actual diputado del PT y que ganó por la alianza con Morena:

“Muy grave la intolerancia del presidente municipal de Oaxaca. Cree que impidiendo que los ciudadanos denuncien su falta de trabajo, se arreglarán las cosas en el municipio. “PonteLasPilasOswaldo, pero póntelas bien! Respaldamos el trabajo de nuestros dirigentes distritales y municipales!”.

Lo anterior evidenció una ruptura del PT con Morena, pues Robles Montoya busca la gubernatura pero considera que hay otros precandidatos morenistas que podrían impedir su próxima postulación. Se sabe que es su obsesión principal de Robles Montoya, es gobernar el estado para poderlo saquear y llevárselo a su lugar de origen Michoacán-Ciudad de México. Por eso el rompimiento con el presidente municipal, que ya no lo deja operar en la capital a favor de su obsesión que es la candidatura y su partido el PT.