Juan Martínez Ferra  

Oaxaca. Un medidor fue robado al filo de las seis de la mañana en el Centro Histórico de la ciudad de Oaxaca y cuatro horas después no llegaba personal de Servicios de Agua Potable y Alcantarillado (SAPAO) a reparar la fuga.

Según se aprecia en un video que circula en redes sociales, un joven llegó a pie a un domicilio en la calle Reforma, conocido como la “Alhóndiga”, arrancó el medidor y corrió, sin que por la zona se apareciera alguna patrulla.

De inmediato se originó una fuga de agua, que duró alrededor de las 10 de la mañana, sin que llegara personal de SAPAO a atenderlo.

Policías del municipio capitalino arribaron al lugar pero únicamente a atender la queja de los vecinos por el robo, y en espera de que llegara personal de la dependencia que desde el pasado lunes es encabezado por Laura Vignon.