En la cultura zapoteca del Istmo de Tehuantepec existe un tercer género, el muxhe, con sus distintas variables de identidad. Ya sea que se decida vestirse de mujer o no, que se decida ejercer la libertad sexual de manera abierta o no, o que su elección de vida esté entre tantas otras diversidades, la revolución transgénero, con sus polémicas y cambios, es algo presente y necesario de hablar.

Nashielly Aquino Luis es oaxaqueña y tenía la inquietud de apoyar a la comunidad LGBTTTI a la cual pertenece. A través de esta bebida quiere dar un mensaje de identidad y de comunidad, así que ideó e hizo posible la existencia de Muxhe, una cerveza artesanal de estilo California Common, con un toque de albahaca. Aunque la idea nació en octubre de 2017, esta se presentó un año después, en 2018, en Expo Cerveza México.

Felipe López, maestro cervecero, y Viridiana Manzano, gerente ejecutiva, de Teufel, cervecería oaxaqueña, fueron personas clave para lograr esta bebida de color cobrizo y turbio, con burbuja media. Sus sabores están balanceados: lo fresco, lo amargo y lo seco y las notas tostadas, acarameladas, frutales y herbales están presentes.

Su volumen de alcohol es de 5.5 % y cada lote es de 500 litros, y tarda 18 días en fermentar. En ella se usaron maltas de origen alemán y lúpulos y levaduras americanos. La receta es de Felipe y Nashielly participa en el proceso y añadió la jiribilla de la hierba que le da carácter.

Esta chela tiene, ante todo un fin social: el sueño de Nashielly es, a largo plazo, hacer una casa de descanso para adultos mayores gays con VIH, para lo cual está trabajando con la Fundación Alavez, una organización no gubernamental que proporciona servicios integrales de enfermería y salud. También ayuda a niños y adultos en condiciones precarias.

Además de donar cinco pesos de cada botella para su primer objetivo, realiza eventos para recaudar artículos de primera necesidad como calzado y ropa. Gracias a ellos, ya han apoyado a la Escuela Primaria Libertad en San Antonio Nduayaco, en Santiago Apoala, Nochixtlán y al Hospital Psiquiátrico Cruz del Sur, en San Bartolo Coyotepec, Oaxaca.

Los muxhes han sido escuchados para darles voz y presencia en diferentes manifestaciones artísticas: basta recordar las icónicas fotografías de Graciela Iturbide y hasta trabajos valiosos recientes como el documental Muxes: Auténticas, intrépidas y buscadoras de peligro de Alejandra Islas Caro, o la película Carmín Tropical, de Rigoberto Pérezcano. Ahora esta cerveza busca posicionarse por su buen sabor y por su mensaje.

La identidad gráfica de la cerveza también es algo a destacar: el modelo en las fotos es Fabián Chairez, quien es artista plástico y drag. El diseño es colaboración de Ricardo Ángeles, miembro de la familia del taller Jacobo y María Ángeles; y Omar Inzunza, conocido como Gran OM.

Fuente: El Universal