Juan Martínez Ferra

Tras el paro de labores que inició la mañana de hoy un grupo de policías municipales y viales, el presidente municipal de Oaxaca de Juárez, Oswaldo García Jarquín, atiende a los inconformes.

Y es que desde temprana hora los uniformados reclamaron pago de bonos de apoyo provenientes del Fondo de Apoyo a la Seguridad Pública Municipal (Fortaseg), así como equipos y uniformes.

Detallaron que desde junio debieron cubrir esos requerimientos y que según información que poseían, son alrededor de 28 millones de pesos que destinó el Gobierno federal al ayuntamiento.

Poco después de las 11 de la mañana el edil capitalino los recibió en una audiencia pública en el palacio municipal, donde les explicó el origen y destino del recurso del Fortaseg.

Tras ello se espera que los uniformados reanuden actividades normales.