Alrededor de 60 policías federales se manifestaron frente a Palacio Nacional para solicitar una audiencia con el presidente Andrés Manuel López Obrador, y así entablar una mesa de negociación directa para dar solución al conflicto que afecta a los agentes desde la semana pasada.

Los elementos de la PF, llegaron acompañados familiares y del abogado Enrique Carpizo, quien afirmó que el despacho en el que labora representa a 600 federales inconformes.

Por su parte, un integrante de la División de Fuerzas Federales, afirmó que no están en contra de pertenecer a la Guardia Nacional, pero sí de las condiciones indignas y deplorables.

“No nos negamos a pertenecer a la Guardia, simplemente solicitamos que se cumplan los aspectos legales (del traspaso), no estamos en contra del Gobierno, pero sí nos sentimos muy abandonados”. 

Por separado, el abogado Enrique Carpizo acusó que la SSPC no sólo rompió la mesa de diálogo, sino que está acosando laboralmente a los policías inconformes.

Fuente: Vanguardia