El segundo Jueves de Julio se celebra el día del árbol, un día para los pulmones del planeta

Los árboles constituyen un beneficio natural increíble, algunos proporcionan alimento, otros aportan belleza, aromas y flores; son el refugio de animales silvestres, nos protegen de la lluvia, controlan el clima y mitigan los efectos del cambio climático. Es por ello que en México, desde 1959, celebramos el Día del Árbol cada segundo jueves de julio, por decreto del entonces presidente Adolfo López Mateos. El primero en instaurar esta fecha conmemorativa fue Suecia en 1840, y a nivel mundial se realiza el 28 de junio.

Nuestra conmemoración se suma a la necesidad de dedicar un día al cuidado, conservación y reflexión sobre los árboles como parte fundamental para la preservación de la vida.

De acuerdo con datos del INEGI, nuestro país se encuentra entre los diez países con mayor superficie forestada y reforestada a nivel mundial, al contar con un área de bosque de aproximadamente 66 millones de hectáreas y una plantación de más de 106 millones de árboles (tanto de especies maderables, como no maderables) en el 2015. (Fuente: inegi.org)

En el ámbito estatal, la entidad mexiquense se ha caracterizado por ser, a nivel nacional, una de las más preocupadas en recuperar bosques, ya que en los últimos seis años la masa forestal ha crecido en 70 mil hectáreas, de acuerdo con estudios de la UNAM. En 2016, tan solo la CONAFOR reforestó 13 mil 383 hectáreas con 14 millones 50 mil 897 árboles en el estado de México (Fuente: jornada.unam.mx)

Sin embargo, en los útimos años, la deforestación ha ido en aumento debido a eventos como los incendios. De acuerdo con la Comisión Nacional Forestal (CONAFOR), del 1 de enero al 29 de marzo del 2018 se registraron 2,451 incendios forestales en 30 entidades federativas del país. Las entidades con mayor número de incendios fueron Estado de México, Ciudad de México, Puebla, Michoacán, Tlaxcala, Chiapas, Jalisco, Guerrero, Morelos y Oaxaca, que representan el 85.84% del total nacional.

    En promedio, cuatro de cada diez árboles que se talan no cuentan con la autorización de acuerdo la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales, SEMARNAT. (Fuente: animalpolitico.com)