Juan Martínez Ferra

Un grupo de empleados de una casa de empeños fue retenido por pobladores de San Francisco Ixhuatán, para evitar que se retirara de la población, pues se llevarían sus prendas empeñadas y no podrían recuperarlas.

Los vecinos intentaron también impedir que los empleados sacaran muebles y otros artículos del local, denominado Emprendamos Soluciones Rápidas S.A. de C.V., pues se comenzarían a trasladar paulatinamente a otra localidad.

Ante ello, además retuvieron a cinco personas en el interior del establecimiento e incluso pretendían lincharlos con tal de obligar a la empresa que no se llevara sus bienes.

Se trata de tres empleados valuadores, un técnico externo, y un elemento de la Policía Auxiliar, Bancaria, Industrial y Comercial (PABIC), quien estaba de guardia en la casa de empeño.

Según informes de última hora, a altas horas de la noche se logró que la empresa no cerrara sus puertas hasta en tanto los pignorantes no recuperaran sus prendas empeñadas.