Juan Martínez Ferra

Vendedores ambulantes que por la mañana habían despejado algunos espacios públicos, se reinstalaron esta tarde en el zócalo y la Alameda de León de la ciudad de Oaxaca.

Sus líderes habían negociado con el gobierno municipal una tregua para despejar esas zonas del Centro Histórico; sin embargo, a falta de acuerdos concretos, volvieron a colocar sus puestos.

Según informaron algunos comerciantes informales, les habían prometido un pago para no trabajar y colocarse durante las fiestas de los Lunes del Cerro, pero ante el incumplimiento, sus dirigentes dieron la indicación de reinstalarse.

Tanto el contorno del zócalo como el pasillo central de la Alameda de León, se encuentran de nuevo atestados de ambulantes, lo que impide a los visitantes apreciar a plenitud los sitios históricos y emblemáticos de la capital.