Como cada año, las huestes de Antorcha Campesina y otras organizaciones que se dicen sociales aprovechan las mas importantes fiestas de Oaxaca para realizar movilizaciones, bloqueos, plantones y exigir recursos al gobierno del estado.

Para dar continuidad a la cultura del chantaje que afecta la vida de los oaxaqueños, el dirigente estatal de Antorcha Campesina, Dimas Romero, anunció en conferencia de prensa una marcha para el 29 de julio y plantón indefinido en el zócalo capitalino a menos que le otorguen millonarias cantidades para supuestos programas productivos.

El dirigente señaló en conferencia de prensa que exige al gobierno del estado atención a diversas peticiones, la mayoría de índole económico y amagó con bloquear la máxima fiesta de los oaxaqueños, la guelaguetza.

Sin embargo el objetivo es obtener esos recursos y repartirlos entre los dirigentes de las organizaciones, sin que se ocupen en beneficio de la gente que los sigue y hace lo que ellos quieren.