El secretario de Seguridad Pública de Michoacán, Martín Godoy Castro, y Germán Ortega, director del Seguro Popular estatal, fallecieron este miércoles en un accidente de helicóptero.

El Gobierno del estado informó que uno de sus helicópteros se accidentó en la zona agreste del municipio de Villa Madero, mientras viajaban de Morelia con destino a Huetamo. 

El gobernador, Silvano Aureoles, confirmó que en el accidente murieron las cuatro personas a bordo: dos pilotos y los dos funcionarios. 

Agregó, a través de su cuenta de Twitter, que la caída de la aeronave habría sido provocada por las condiciones climatológicas. “Sin embargo, esperaremos el desarrollo de las investigaciones por parte de las autoridades competentes”. 

La Secretaría de Gobierno de Michoacán explicó que poco antes de las 10:00 horas se perdió comunicación con el helicóptero del Gobierno del estado, el cual despegó de Morelia para trasladarse al municipio de Huetamo, en donde se puso en marcha el Programa de Salud para los Policías, evento que encabezó el gobernador, Aureoles Conejo. 

Cuerpos de rescate y búsqueda se encuentran en el municipio donde se accidentó la aeronave. 

Por instrucciones del gobernador, el secretario de Gobierno, Carlos Herrera Tello, se encuentra en el lugar de los hechos para coordinar las acciones que coadyuven en los trabajos de la Fiscalía General del Estado.

Aureoles insta a no especular tras accidente

El gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo, hizo un llamado a esperar el resultado de los trabajos de investigación que desarrollan las autoridades correspondientes, a fin de evitar caer en la especulación sobre el accidente del helicóptero.

“Se presume que el accidente se debió a las condiciones climatológicas de la zona, sin embargo, esperaremos y seremos respetuosos de los peritajes de las autoridades competentes, en este caso, la Fiscalía General de la República y la Fiscalía General del Estado, así como la Dirección General de Aeronáutica Civil”, expresó. 

En un mensaje que leyó frente a los representantes de los medios de comunicación, Aureoles Conejo dijo que “las áreas de trabajo vinculadas a la seguridad pública mantendrán su curso, coordinadamente con los tres órdenes de gobierno”. 

En Palacio de Gobierno, el mandatario estatal subrayó que “hemos construido una estructura con instituciones sólidas que garantizan la operación institucional y la atención plena para los michoacanos y michoacanas”. 

Más adelante, hizo ver que “Gobierno de Michoacán está de luto, porque perdimos a cuatro admirables seres humanos. Sin embargo, estamos convencidos que la mejor forma de honrar su memoria es recordarlos redoblando el esfuerzo por construir, juntas y juntos, un mejor Michoacán”. 

Informó que en cumplimiento de una jornada de trabajo del Gobierno del estado en la región de Tierra Caliente “perdimos a dos extraordinarios servidores públicos y dos extraordinarios pilotos, que dieron su vida trabajando con amor, entrega y convicción por Michoacán y su gente”. 

“Mis amigos y colaboradores, José Martín Godoy Castro, Secretario de Seguridad Pública; Germán Ortega Silva, Director del Seguro Popular, y los pilotos Humberto Suárez Guzmán y Arturo Esquivel Duclaux, fallecieron como producto del accidente de la aeronave que los transportaba”, agregó. 

Por su parte, el fiscal de Michoacán, Adrián López Solís, señaló que no estaba descartado que el accidente fuera un atentado en contra de funcionarios del Gobierno estatal. 

“Hemos realizado los primeros actos de investigación que son idóneos y pertinentes pero también expresamos nuestra postura de no adelantar afirmaciones concluyentes con relación a lo acontecido”, explicó además el funcionario. 

Por ello, dijo que las investigaciones correspondientes continuarán y, en su momento, se dictará el acuerdo para enviar a la Fiscalía General de la República el expediente para la continuación de la investigación en razón de competencia. 

Reiteró que se inició la carpeta de investigación y paralelamente se ha dado aviso a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, para que intervenga en el marco de sus atribuciones de acuerdo a la Ley de Aviación Civil.

Fuente: El Financiero