Oaxaca. De nueva cuenta, la presidenta municipal de San Jacinto Amilpas, Yolanda Santos Montaño, pretendió desactivar una inconformidad con una granada de gas lacrimógeno arrojada a quienes acudían a presenciar la Guelaguetza en ese municipio.

Fue alrededor de las seis de la tarde que se reactivó el conflicto, pues por la mañana, la alcaldesa del Partido Morena, a la que la población acusa de no hacer obras ni dar cuentas al pueblo del uso del dinero, también disolvió la manifestación con policías y gases, además de ordenar detenciones.

De acuerdo con las víctimas e inconformes, un grupo de cholos contratados por la presidenta municipal los agredió tanto en la mañana como por la tarde, a fin de no empañar las fiestas que organizó este domingo, que incluía una feria del mezcal.

Esta tarde, en momentos que estaba por iniciar la Guelaguetza, fue arrojada una bomba de gas, según los denunciantes de parte de unos cholos, para culpar a los inconformes y detenerlos con la policía, como lo hicieron por la mañana.

Los pobladores analizar entablar demandas en contra de la presidenta municipal y los jefes policiacos, además de realizar nuevas protestas este lunes.