92% de los trabajadores independientes trabajan en vacaciones, el 60% de ellos trabajan porque sienten que deben hacerlo; de acuerdo con una reciente encuesta hecha a 800 freelancers y emprendedores. Y es que, la mayoría de los trabajadores independientes mejor conocidos como freelancers, temen que tomar vacaciones signifique la pérdida de ingresos e incluso de perder una oportunidad increíble de nuevos clientes o peor aún ser reemplazados porque no estaban conectados y accesibles; solo que al momento de que cruzan estás dudas en su cabeza, no piensan en el costo que está teniendo en su salud por no tomar un periodo de descanso laboral.  
 
De igual manera, se reveló que el 43% de los freelancers oculta sus vacaciones de sus clientes, y el 41% cuando están de vacaciones ocultan el trabajo a sus familiares y amigos, ya que perciben que deben estar disfrutando de su tiempo libre con ellos y no revisando emails.
 
A diferencia de los empleados corporativos conocidos como “Godínez”, donde los compañeros de trabajo les ayudan con sus pendientes mientras están de vacaciones, los freelancers por lo general no tienen esa ayuda extra, lo que los orilla a dudar de tomar vacaciones. Representando un gran problema a largo plazo en su salud; porque tomarse un tiempo libre para todo profesionista, lo impulsa a incrementar la creatividad y la productividad cuando se regresa por completo al trabajo.   
 
Asimismo, diversos estudios han comprobado que cuando las personas toman más de 10 días de vacaciones tienen un 30% más de probabilidades de recibir un aumento de sueldo en comparación con aquellos que tomaron menos de 10 días por año.
 
“Ya sea una condición que se impone el trabajador independiente o resultado de la cultura laboral de nuestros días, se ha vuelto muy difícil para cualquiera obtener un verdadero tiempo de descanso. Por tal motivo,  todo profesionista, independientemente de que trabajen por cuenta propia o no, se deben tomar el tiempo que requieran para cargar pilas, cabe recordar que las personas son mucho más productivas y felices cuando se desconectan por completo del trabajo”.

 Aquí están 4 maneras infalibles de planificar unas merecidas vacaciones sin preocupaciones:
 
    PLANIFICA tus vacaciones con anticipación, si tienes grandes proyectos en puerta, asegúrate de programar el tiempo libre de una manera que optimice sus probabilidades de poder estar realmente lejos.   

    AVISA a tus clientes que no estarás disponible por un tiempo. Ya sea con clientes o con un empleador, comunica cuando programes inicialmente tus vacaciones y brinda un recordatorio al menos una semana antes. En todas tus comunicaciones, por teléfono, correo electrónico, mensajes de texto, comparte por adelantado que no revisarás el correo electrónico en tu periodo vacacional y recuérdales nuevamente a medida que se acerque las fechas establecidas para tus vacaciones. 

    CONTRATA a un asistente virtual, no son tan costosos como la mayoría de la gente piensa. Existen diversas ofertas en el mercado,  ya que podrás delegarles tus tareas administrativas, y esto te permitirá concentrarte en tus amigos y familiares.

   COLABORA con otros freelancers de tu campo profesional; el trabajar en un espacio colaborativo de trabajo te permitirá conocer personas afines a tu profesión y giro comercial, por lo que fácilmente semanas antes del periodo vacacional a disfrutar, podrás pedirles ayuda en tus proyectos mientras te encuentras ausente; hecho que en un futuro puede traducirse en ingresos extras o nuevos proyectos.