DETRÁS DE LA NOTICIA

* Desde la tribuna de la Cámara de Diputados federal, el líder nacional del Partido Popular Socialista (PPS), Francisco Ortiz Mendoza, reconoció de manera inédita la honestidad de don Pepe. 

Como parte esencial del espíritu de su cultura, los pueblos indígenas respetan profundamente a los ancianos. Sus autoridades municipales y representantes agrarios son integradas o asesoradas por un Concejo de Ancianos.

Conocen la génesis de los conflictos ancestrales y la identidad de la mano que mece la cuna. Tienen una sabiduría natural, no solo son inteligentes. A los niños y jóvenes indígenas, se nos educa en el respeto al Tata o Papá grande.

Con este espíritu de la filosofía de la cosmovisión indígena rendimos hoy homenaje póstumo, como lo hicimos en vida, al amigo, padrino y compadre de Oaxaca, y de cientos de oaxaqueños y mexicanos, don Pepe Estefan Acar.

De manera especial expresamos nuestro respeto a la madrina Michelle Chidiac, a su hija Michelle y a sus hijos Jorge Charbel, Secretario de Finanzas y Administración del Gobierno del Estado de Puebla, y José Enrique.

Hacemos extensivo este reconocimiento a sus familiares en general y de manera particular a José Antonio Estefan y a Antonio Estefan. Familia extraordinaria como pocas quedan hoy en día en la Gran Señora del Sur.

Si alguien ha amado a Oaxaca, a los oaxaqueños y a su enorme riqueza cultural, ha sido don Pepe Estefan Acar, promotor incansable de la Presencia de Oaxaca en México por 44 años como Presidente del Patronato Oaxaqueño de Cultura Popular.

Es de lamentar que algunos gobiernos le regatearan recursos para financiar la realización de la Presencia de Oaxaca en México. Siempre contó con el invaluable apoyo de los medios de comunicación de la capital de la República, prensa, radio y televisión.

Apoyado en estrellas del espectáculo como Chabelo y Raúl Velasco, y en sus numerosos amigos periodistas como Ricardo Rocha y Pepe Cárdenas, entre muchos otros, promocionó dicha actividad turística. Con su dinero, don Pepe compraba regalos oaxaqueños para ellos.

En su calidad de presidente del Patronato Oaxaqueño de Cultura Popular siempre contó con el decidido apoyo de Alejandro Murat Hinojosa desde la Dirección General de Radio y Televisión Mexiquense para promocionar intensamente la Presencia de Oaxaca en México.

Don Pepe y doña Michelle son oaxaqueños y mexicanos universales, no solo por la pertenencia de sus padres a la milenaria civilización de Mesopotamia, quienes cruzaron el Atlántico para llegar a

América, a México y a Oaxaca, sino por ser ciudadanos del mundo.

Para destacar su grandeza bastaría señalar que sus familias al lado de muchas otras son pioneras en el crecimiento y desarrollo de la región del Istmo de Tehuantepec al llegar con la construcción del Ferrocarril Transístmico, por la visión de estadista de Porfirio Díaz.

Para dimensionar la grandeza de la calidad humana de los oaxaqueños, cuyos abuelos y padres llegaron a Oaxaca desde otros continentes, es de destacar el ejemplo señero de don José Estefan Acar, El Padrino de Oaxaca por sus cientos de ahijados.

Seguramente don Pepe Estefan no es el único político y servidor público con bien ganada fama de hombre íntegro y honesto, sin embargo, quizás es el único diputado federal que desde la más alta tribuna del país ha sido reconocido como el único caso de empobrecimiento inexplicable.

El reconocimiento a don Pepe, diputado federal en la 48 Legislatura federal, lo hizo el líder nacional del desaparecido Partido Popular Socialista (PPS), Francisco Ortiz Mendoza, porque la fortuna familiar de don José Estefan vino a menos al ponerla al servicio de la política oaxaqueña.

Invitado a participar en política por Víctor Bravo Ahuja, don Pepe aportó recursos de las empresas familiares a su campaña a gobernador de Oaxaca y las empresas quebraron. Años después Bravo Ahuja pidió perdón a doña Michelle Chidiac por invitar a la política a don Pepe.

A los 84 años, don Pepe, tras ser diputado federal en la 48 y 52 Legislatura, delegado federal y director y coordinador regional de Turismo, y dirigente estatal de la CNOP, sumó como despedida 44 años promoviendo nuestra enorme riqueza cultural con la Presencia de Oaxaca en México.

Para fomentar el turismo y fortalecer los lazos entre ambas entidades,

La “Presencia de Oaxaca en Puebla”, que se realizó del 21 al 30 de junio en el jardín de El Carmen, fue inaugurada por el gobernador Guillermo Pacheco Pulido, y don Pepe. El mandatario poblano dio la bienvenida a los expositores, a quienes agradeció su presencia en la ciudad para mostrar la riqueza cultural de Oaxaca.

Don Pepe presidió el pasado sábado 20 de julio la inauguración de la Exposición Colectiva de 40 obras de 20 artistas plásticos oaxaqueños, con motivo del 17 Aniversario de la Revista Mujeres, en el Museo Estatal de Arte Popular de Oaxaca (MEAPO). Hoy lloramos su muerte.

El padrino cortó el listón inaugural al lado de la Subsecretaria de la Cultura y las Artes, Leticia Ivonne Valle Mijangos, con la representación de la titular de SECULTA, Adriana Aguilar, la curadora Abigail Maritxu Aranda Márquez y el Director del MEAPO, Carlomagno Pedro.

La integridad y honestidad son hoy más que nunca virtudes que debemos exigir a la nueva y vieja clase política, así como fomentar de manera intensa y permanente en los niños y jóvenes de las nuevas generaciones antes que nos sigamos hundiendo en el fango de la corrupción.

Sería mezquino más que egoísta negar oportunidades de hacer política, gobernar y administrar la cosa pública a los jóvenes, pero es indispensable demandar que desanden el camino equivocado de la corrupción de los viejos políticos y no caigan en la tentación del saqueo.

En 1992, siendo Procurador Federal del Consumidor Alfredo Baranda García y delegado federal en Oaxaca don José Estefan, el gobierno federal ordenó la reducción del 50% de la plantilla, otorgando al personal que se retirara voluntariamente su liquidación correspondiente.

La Profeco en Oaxaca tenía 28 trabajadores de base y confianza, aceptando el retiro voluntario 11 trabajadores, faltando 3 para cubrir el 50% requerido por las oficinas centrales. Don Pepe presentó su renuncia para que con su salario equivalente a 3 trabajadores, éstos no fueran afectados.

Por indicaciones del Procurador y en reconocimiento a su espíritu humanitario y al valor que tuvo al defender a su personal a cargo, ni un trabajador más de la delegación Oaxaca fue despedido. Esta acción pinta de cuerpo entero la grandeza de don Pepe. Descansa en paz, padrino.

alfredo_daguilar@hotmail.com

director@revista-mujeres.com

@efektoaguila