Demanda PAN ley antimarchas y ambulantes para la ciudad de Oaxaca, pero rechaza Ley Garrote de Tabasco

En Oaxaca es necesario un marco normativo que regule las protestas callejeras y la invasión de espacios por vendedores ambulantes, pero no que criminalice en extremo ambos fenómenos, como lo hace la reciente ley aprobada por el Congreso de Tabasco y que ha sido bautizada como Ley Garrote, propuso el ex secretario estatal del Partido Acción Nacional, Luis Zárate Aragón.

Luego de que su partido ha promovido durante los últimos dos años una ley antimarchas en Oaxaca, Zárate indicó que es necesario que el Congreso estatal legisle al respecto, pero sin caer en radicalismos.

“La ley antimarchas propuesta por Acción Nacional debe de aplicar; no al extremo y radicalismo de la Ley Garrote porque los maestros, de alguna manera, han recibido el reconocimiento del gobierno federal de Andrés Manuel López Obrador. No podría decir si (el apoyo del Presidente a los maestros) está bien o está mal, pero, aunque perjudique a los alumnos, ellos han recibido canonjías del gobierno federal y no tienen ya por qué manifestarse o tomar calles.

“Creo que será el ambulantaje a lo que tendrá que avocarse (la ley que se promueva en Oaxaca); con penalización, pero no tan severa. Pienso que hay otros delitos que merecen esa pena y no una manifestación”, apuntó.

Durante los últimos seis años, Oaxaca ha sido considerado por diversos estudios como una de las tres entidades del país en las que se registran anualmente, el mayor número de protestas, bloqueos carreteros y tomas de oficinas.

Al respecto, la Ley Garrote aprobada en Tabasco impone sentencias de hasta 20 años de prisión a quien realice bloqueos carreteros o bloqueo la construcción de obras públicas y privadas.

El ex secretario estatal del Partido Acción Nacional, Luis Zárate Aragón, admitió que en Oaxaca es necesario un marco normativo que regule las protestas callejeras y la invasión de espacios por vendedores ambulantes, pero no que criminalice en extremo ambos fenómenos, como lo hace la reciente ley aprobada por el Congreso de Tabasco y que ha sido bautizada como Ley Garrote.

Luego de que su partido ha promovido durante los últimos dos años una ley antimarchas en Oaxaca, Zárate indicó que es necesario que el Congreso estatal legisle al respecto, pero sin caer en radicalismos.

“La ley antimarchas propuesta por Acción Nacional debe de aplicar; no al extremo y radicalismo de la Ley Garrote porque los maestros, de alguna manera, han recibido el reconocimiento del gobierno federal de Andrés Manuel López Obrador. No podría decir si (el apoyo del Presidente a los maestros) está bien o está mal, pero, aunque perjudique a los alumnos, ellos han recibido canonjías del gobierno federal y no tienen ya por qué manifestarse o tomar calles.

“Creo que será el ambulantaje a lo que tendrá que avocarse (la ley que se promueva en Oaxaca); con penalización, pero no tan severa. Pienso que hay otros delitos que merecen esa pena y no una manifestación”, apuntó.

Durante los últimos seis años, Oaxaca ha sido considerado por diversos estudios como una de las tres entidades del país en las que se registran anualmente, el mayor número de protestas, bloqueos carreteros y tomas de oficinas.

Al respecto, la Ley Garrote aprobada en Tabasco impone sentencias de hasta 20 años de prisión a quien realice bloqueos carreteros o bloqueo la construcción de obras públicas y privadas.