Juan Martínez Ferra  

Oaxaca. Sin respaldo ni de la militancia ni de dirigentes sociales priistas, este día el ex gobernador de Oaxaca, Ulises Ruiz Ortiz, presentó a Ivonne Ortega Pacheco en la entidad, a quien se le unió para buscar la presidencia nacional del PRI. 

Primero en un desayuno selectivo con algunos medios de comunicación y luego en reuniones con escasa gente en la capital, el ex mandatario, señalado de violar derechos humanos del magisterio y de las organizaciones sociales durante el 2006, no pudo acreditar su arraigo priista.

En el desayuno, en un restaurante de lujo de la colonia Reforma, no llegaron más que Soledad Rojas Walls, su ex jefa de relaciones públias, Emilio Mendoza Kaplan, quien estuviera a cargo del Coplade, y Elpidio Concha Arellano, señalado de caballerango de Diódoro Carrasco Altamirano y de traicionar a éste para unirse a URO.

Durante la conferencia, evadió cuestionamientos acerca de la demanda que interpusieron en contra de él la Comisión Estatal de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca y los activistas como Flavio Sosa Villavicencio y César Mateos.

Tampoco se acordó de las constantes recriminaciones que le hace la Sección 22 del SNTE por la brutal agresión perpetrada el 14 de junio del 2006 durante un intento de desalojo.

Por su parte, Ivonne Ortega se limitó a explicar que se prevé un fraude en su contra y dijo que trae a la mayoría de los militantes del PRI a su favor, aunque no dio cifras