Las autoridades han incautado 47 mil huevos de tortugas marinas de un edificio cerca de Mazunte, un popular destino de playa entre Puerto Escondido y Oaxaca y que alguna vez fue el sitio de un matadero de tortugas.

El secretario de Seguridad Pública de Oaxaca, Ernesto Salcedo, dijo que la incautación es la mayor en los últimos años, y se logró después de una investigación en la que participó la Guardia Nacional.

Cuatro personas fueron arrestadas por delitos ambientales.

Nereo García, delegado de Oaxaca para la agencia de protección ambiental Profepa, dijo que la recolección ilegal de huevos de tortuga marina de los nidos en las playas de Oaxaca es un problema, y ​​que algunos traficantes de huevos están protegidos por las autoridades municipales.

En los últimos años, el ejército ha patrullado activamente las playas de Oaxaca, donde miles de tortugas llegan cada año para poner sus huevos en la arena.

García agregó que cree que se debe crear una nueva cultura de protección de las tortugas marinas.

La ley federal establece que cualquier persona que captura, hiere o mata ilegalmente a una tortuga marina o un mamífero marino o cualquiera de sus productos puede ser castigado con una pena de prisión de entre uno y nueve años. Si el delito se cometió en un área protegida o se realizó con fines comerciales, se pueden agregar tres años adicionales a la sentencia.

Fuente: MEXICO NEWS