Juan Martínez Ferra 

Oaxaca. Con un impresionante acarreo de gente y al estilo del priismo que tanto criticó el Partido Morena, este domingo el senador Salomón Jara Cruz rindió su primer informe de actividades, en que pareció más un destape rumbo a la gubernatura que un acto austero que pregona la Cuarta Transformación.

Y es que desde las ocho de la mañana comenzaron a llegar cientos de camiones de pasajeros, provenientes de todas las regiones del Estado, para arropar al senador morenista, a quien cobijó el presidente de la Junta de Coordinación Política, Ricardo Monreal.

Poco después de las 11:00 de la mañana comenzó el acto, luego de algunos bailables en una especie de Guelaguetza que se ofreció a los asistentes; sin embargo, quien dirigió el evento al parecer no es de Oaxaca, pues dijo que hay 575 municipios en el estado.

Casi una hora duró el largo informe, con la presencia de otros senadores, pero no bien concluía la participación de Jara Cruz, cuando la gente comenzó a desalojar el auditorio del cerro del Fortín.

A pesar de la presencia de elementos de vialidad, el caos vehicular privó en la carretera al cerro del Fortín, en inmediaciones del monumento a la Madre, en la avenida Venus y la calzada Héroes de Chapultepec, que deseosos querían ya regresar a sus comunidades, para cobrar los 200 pesos que les prometieron a cada uno.

La mayoría de la gente acudió sin poner interés en el informe, sino a cumplir con la orden de presidentes municipales morenistas y líderes sociales, que con anterioridad habían prometido ayudar a Salomón Jara a llenar el auditorio Guelaguetza, lo cual cumplieron con creces, así haya sido con acarreo.