LA JORNADA

Diana Manzo


Ixtepec, Oax. En medio de llanto, tristeza y dolor, familiares y amigos despidieron en Ciudad Ixtepec al teniente de infantería Carlos Anastasio Juan, primer elemento de la Guardia Nacional que fue abatido durante un enfrentamiento el pasado sábado en la comunidad de Loma de Zempoala, municipio de Yuriria, Guanajuato. 

El Comandante de la Guardia Nacional tenía 37 años de edad y era oriundo del municipio istmeño de Matías Romero, pero con residencia en Ciudad Ixtepec, en la colonia “Picacho”.

Carlos Anastasio Juan, con 20 años de servicio militar, fue recordado por su esposa Tomasa Hernández y sus tres hijas, entre ellas una menor de 8 años de edad, como un hombre que amaba su trabajo por sobre todas las cosas.

Una guardia de honor encabezada por elementos de la Guardia Nacional se montó en su domicilio particular como homenaje póstumo.

Sus restos llegaron la noche del domingo a las instalaciones de la Base Aérea Militar número 2 en Ciudad Ixtepec y fueron recibidos por el general Martín Jiménez Olivera, Comisario de la Guardia Nacional en Oaxaca, para después ser llevados a su casa, en donde fue velado. Posteriormente fue sepultado este lunes, con música tradicional, en el camposanto municipal.

Su esposa Tomasa Hernández recordó que hace un par de semanas el teniente Carlos los visitó y muy contento les dijo que su trabajo iba muy bien; ella señaló que su esposo siempre tuvo la pasión de servir y proteger.

“Siempre le dije que dejara este trabajo, pero él me decía que le gustaba servir, aquí nos dejaba con su papá quién nos cuidaba, es muy doloroso todo esto que estamos viviendo”.

Sin soltar la fotografía de su marido, la mujer pidió justicia a las autoridades federales para dar con los responsables del asesinato de su esposo que ahora dejó huérfanas de padre a sus tres hijas.

Según versiones oficiales, el comandante Carlos Anastasio Juan fue abatido a balazos, su cuerpo protegió a una mujer y a una menor de ser asesinados durante un enfrentamiento con presuntos sicarios, quienes además hirieron a otros elementos de la Guardia Nacional.