REFORMA


Francisco Morales 

Cd. de México (15 agosto 2019).- La primera edición del festival Vibra, un proyecto artístico e histórico del Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones de México (INEHRM), se llevará a cabo en la ciudad de Oaxaca, con la participación de talento, académicos y autoridades locales.

La iniciativa, presentada hoy en la sede del instituto, buscará año con año realizar un festival en un sitio distinto, a partir de una efeméride de artistas oriundos del sitio elegido.

En esta primera edición, la capital oaxaqueña se volcará a festejar al compositor Macedonio Alcalá en los 150 años de su muerte.

“Estamos convencidos de que una de las formas más seductoras de dar y aprender la historia es por medio de las artes, así, a través de las efemérides culturales, nos hemos dado la tarea de recatar y darles el espacio y reconocimiento que merecen a las obras de personajes de diferentes puntos de la República Mexicana”, informó Graciela Cantú, directora general adjunta del INEHRM, sobre el festival.

Con la develación de un mural, una calenda, conversatorios, conferencias, conciertos y galas literarias, el autor de Dios nunca muere tendrá tres días de fiesta, del 23 al 25 de agosto.

“(Celebro) recordar a las efemérides, pero no nada más desde un tuit de ‘ah, hoy pasó tal, hoy nació tal, hoy murió tal’, sino realmente llevarlos a la vida, revivirlos de esta manera, con su obra, compartir su obra es el mejor homenaje que a ningún artista se le puede hacer”, dijo Susana Harp, la senadora por Oaxaca, quien ayudó a coordinar el festival desde la Comisión de Cultura de la Cámara Alta.

Ente las actividades se encuentra la instauración de un corredor sonoro en el andador turístico de Oaxaca, la presentación de la obra de teatro Dios y Macedonio. De pie ante la adversidad, y un magno concierto en la Catedral de Oaxaca con el Coro de la Ciudad y la Orquesta de Cámara de la Facultad de Bellas Artes de la UABJO.

Asimismo, esta institución educativa exhibirá, por primera vez, el violín de Alcalá. También se interpretarán las reconstrucciones de unas piezas musicales del oaxaqueño que fueron halladas.

De entre el acotado repertorio que se conserva de Alcalá, la pieza central será, desde luego, su Dios nunca muere.

Invitado a la conferencia de prensa, el cronista oaxaqueño Jorge Bueno recordó que este día, el 15 de agosto, se celebra a la Virgen de las Asunción de Tlacolula, patrona por la cual le fue encomendado a Alcalá escribir su famoso vals, después vuelto himno.

“Un vals que hoy representa todo en la ausencia del oaxaqueño en su terruño y que nos pone de pie al final de todo concierto, porque no puede haber otra pieza musical después de él”, definió Bueno.

El próximo año, anunció Gabriela Cantú, el festival se realizará en Matamoros, en honor a Rigo Tovar.