DETRÁS DE LA NOTICIA



* Resulta de gran trascendencia política, social y económica que, por primera vez, los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO) presenten una denuncia penal por la toma de algunas de sus oficinas por sus funcionarios. 

* Altamente trascendente, asimismo, que la Fiscalía General del Estado siente un positivo precedente al lograr vincular a proceso en la Causa Penal 0466/2019 a cinco funcionarios por la toma de oficinas de los SSO.

Desde la década de los 70, hace casi medio siglo, florecieron los grupos de presión de izquierda. Con ellos surgió la industria del chantaje, la única actividad multimillonaria, no productiva, en Oaxaca.

El populismo echeverrista incubó el huevo de la serpiente que se muerde la cola en el populismo lopezobradorista. A lo largo de cincuenta años, tres generaciones de agitadores y subversivos han destruido Oaxaca.

Lo peor de todo es que los dirigentes de 685 organizaciones sociales de ayer y de hoy, se han enriquecido a manos llenas utilizando el hambre física y de justicia de millones de pobres en el Estado.

Mucho peor es todavía que la mayoría de los grupos de presión política y chantaje económico han sido fomentados o creados abiertamente por los gobiernos locales en turno como uno más de sus negocios.

De ahí la trascendencia política, social y económica que, por primera vez, los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO) presentara una denuncia penal por la toma de algunas de sus oficinas por sus funcionarios.

El escrito de denuncia, fue presentado con fecha veintiocho de junio del año dos mil diecinueve por la Directora de Asuntos Jurídicos de los Servicio de Salud de Oaxaca, Elena Elizabeth de la Rosa Revilla.

Altamente trascendente resulta, asimismo, que la Fiscalía General del Estado siente un positivo precedente al lograr vincular a proceso en la Causa Penal 0466/2019 a cinco funcionarios por la toma de oficinas de los SSO.

Fue vinculado a proceso Genaro Villalobos Sánchez, dirigente de la Sección 09 del Sindicato Nacional Independiente de Trabajadores de Salud, quien fue suspendido del cargo en 2016 por la Comisión de Honor y Justicia del Comité Ejecutivo Nacional del SINTSS por negarse a liberar las oficinas de los SSO.

Como probables responsables del delito de Coalición de servidores públicos, cometido en agravio de los Servicios de Salud, resultan también Patricia Márquez Rodríguez, María de los Ángeles Ayora Arroyo, Juana Cortez Patiño y María Magdalena García Reyes.

Así lo resolvió la Licenciada Martha Elena Castillejos Sánchez, Jueza de Control en materia penal del Circuito Judicial de Valles Centrales con sede en San Francisco Tanivet, Tlacolula.

La probable responsabilidad de los imputados quedó establecido con el señalamiento directo y categórico realizado por los agentes de la PABIC, los policías auxiliares Edilma Teodoro Cruz y Soledad Javier José

También se encontraban en el lugar de los hechos, en los espacios que fueron bloqueados, Daniel Alejandro Hernández Pérez, Melchor Antonio López, Xicoténcatl Pérez López, Cecilia Virginia Santiago, Miguel Ángel Gaspar Yescas.

La probable intervención de los imputados, se corroboró con lo dicho por los imputados en su declaración, lo que confirma lo dicho por los policías auxiliares.

Se tomaron en cuenta los datos de prueba que fueron vertidos por el agente del Ministerio Público al solicitar la vinculación a proceso, también los datos de prueba que fueron ofrecidos e incorporados por parte de la defensa; así como la declaración de los imputados.

El pasado 28 de junio del año aproximadamente a las 6:40 horas la imputada Patricia Márquez Rodríguez, arribó a las oficinas de los Servicios de Salud de Oaxaca, ubicadas en la calle Violetas número 401, de la colonia Reforma, con un grupo de seis personas más entre las que se encontraban Juana Cortez Patiño, María Magdalena García Reyes, Sonia Martínez Juanjo, Jocabed Santizo Vásquez y Adriana Vásquez Acevedo, quienes bloquearon el acceso a dicha oficina, colocando mantas y cartulinas, así como pusieron cadenas y candados a los accesos de dicha oficina.

Ese mismo día 28 de junio, aproximadamente a las 7:00 horas, Genaro Villalobos Sánchez arribó a las oficinas del sector salud de Oaxaca, ubicadas en la calle José Perfecto García, número 103, en el centro, con un grupo de cuatro personas más, con quienes bloqueó el acceso a dichas oficina, colocando mantas y cartulinas sin permitir el acceso.

De igual forma, esa misma fecha 28 de junio aproximadamente a las 7.00 horas, María de los

Ángeles Ayora Arroyo, arribó a las oficinas de Servicios de Salud, ubicadas en la calle de independencia, número 407, centro, mejor conocida como “Casa Oñate”, con un grupo de cinco personas más quienes bloquearon el acceso, colocando mantas y cartulinas, sin permitir el acceso a las mismas.

La forma de comisión del hecho es a título de coautores materiales, tomando en consideración que se puede advertir que hubo un acuerdo previo, y tomando en cuenta la forma en la cual se desarrolló el hecho, no existe alguna causa de licitud o alguna otra causa excluyente de responsabilidad a favor de los imputados.

Por lo tanto, con todos y cada uno de los datos de prueba que fueron vertidos y analizados, la argumentación que hizo la defensa de los imputados fue insuficiente para no vincularlos a proceso.

alfredo_daguilar@hotmail.com

director@revista-mujeres.com

@efektoaguila