Una caída en las actividades secundarias o industriales de 0.2% desde una estimación previa de una tasa de 0% explica el ajuste a la baja de los datos del Producto Interno Bruto (PIB). (Foto: Anylú Hinojosa-Peña)
La economía mexicana se salvó de caer una recesión técnica pero por menos de lo que se había calculado, aunque no libró la confirmación del estancamiento.

El INEGI informó este viernes que el PIB no tuvo variación en el segundo trimestre del año respecto al periodo previo al reportar una tasa de 0.0%, dato menor a su estimación oportuna revelada en julio pasado que arrojó un crecimiento marginal de 0.1%.

La cifra del PIB para el primer trimestre fue revisada a la baja y se registró una contracción de 0.3% frente al 0.1% informado anteriormente.

“Se revisa a la baja en una décima estimación inicial del segundo trimestre del año (…) de panzazo evita una recesión técnica (…) Con ello, se confirma estancamiento de la economía mexicana en el primer semestre”, dijo CI Banco en Twitter.

El INEGI publica primero una estimación oportuna del PIB y semanas después con mayor información recabada, procesada y analizada da a conocer lo que se llama como el dato ‘final’ del PIB para el periodo de referencia, como el reportado este viernes para el segundo trimestre.

Una caída en las actividades secundarias o industriales de 0.2% desde una estimación previa de una tasa de 0% explica el ajuste a la baja de los datos del Producto Interno Bruto (PIB).

Las industriales son el segundo motor de la economía del país, pues representan alrededor del 30% del PIB y han enfrentado meses en terreno negativo, recientemente golpeadas por caídas la construcción, sumado a la producción de petróleo, dos de sus principales componentes.

Las otras dos actividades de la economía no registraron cambios respecto a la estimación oportuna del PIB: el sector servicios, que representa 60% de la economía y es el motor del crecimiento, tuvo un crecimiento de 0.2% en el segundo trimestre del año frente al previo.

Las actividades agropecuarias confirmaron un retroceso de 3.4% en el periodo de referencia, de acuerdo con las cifras del INEGI ajustadas por estacionalidad, pero es el sector que menos representan para el PIB con apenas un 4%.

Los datos de este miércoles confirman una desaceleración de la economía como habían advertido las estimaciones oportunas del INEGI y aunque no se cumplió la regla de dos trimestres con un PIB negativo para declarar una recesión técnica, analistas ven esto como un estancamiento ya prolongado de la actividad económica.

“Olvidémonos si se llama recesión técnica o no. Esta economía lleva estancada ya mucho tiempo”, dijo en Twitter el economista Alonso Cervera.

Fuente: EXPANSIÓN