Juan Martínez Ferra

Oaxaca. El presidente municipal de Santa María Xadani, Oscar Guerra, fue retenido ayer por pobladores y militantes de la organización FUCO y del Partido Morena, para exigirle la entrega de recursos presupuestales y obras.

Asimismo, encabezados por cinco regidores, lo acusaron de desvío de recursos de más de 14 millones de pesos, pues hasta el momento no ha explicado en qué ha invertido el dinero del pueblo.

Por ello, fue perseguido ayer, tras lo cual el edil se tuvo que refugiar en una radiodifusora, donde fue rescatado por elementos policiacos quienes lo llevaron al palacio municipal.

Pero hasta ahí fue perseguido de nuevo por los enardecidos pobladores, quienes intentaron retenerlo pero fueron impedidos por la policía municipal, uno de los cuales detonó un arma de fuego, sin lesionados.

Hasta el momento, el palacio municipal de Xadani, población de la región del Istmo, se encuentra tomado.