Juan Martínez Ferra 

Oaxaca. Al presidir este sábado la ceremonia por el segundo año del sismo ocurrido en la región del Istmo de Tehuantepec, el gobernador Alejandro Murat Hinojosa aseguró que septiembre para México significa el mes de la Independencia y de la libertad.

Pero también, para los oaxaqueños a raíz de la tragedia de los desastres naturales también significa el mes de la solidaridad y de la inmensidad del espíritu

“Hoy recordamos aquel 7 de septiembre que estará grabado en el alma de Oaxaca; como nunca en la historia de México impactó un terremoto, generó dolor, perdimos vidas, hubo daños materiales que se construyeron a través de generaciones; golpeó en el corazón del Istmo oaxaqueño”, dijo.

En el acto efectuado en la Alameda de León manifestó también su gratitud con la solidaridad nacional e internacional y con las autoridades federales:

“Quiero reconocer y ponderar el respaldo fraternal y humano del Presidente de la República, el licenciado Andrés Manuel López Obrador, para quien la reconstrucción es un tema de alta prioridad”, dijo.

En presencia de alumnos y autoridades de los tres niveles de gobierno, sostuvo que el terremoto del 7 de septiembre de 2017 impactó a más de 41 municipios del Istmo.

“Pero esa tragedia también nos demostró que Oaxaca cuenta con instituciones sólidas, que también contó con la generosidad del pueblo de México.

“Hoy sin duda nos convoca el deber de honrar a nuestros símbolos, pero también nos convoca el recuerdo de las y los oaxaqueños que perdieron la vida en los trágicos acontecimientos; nos congrega el deber como gobierno de informar a la ciudadanía sobre los esfuerzos que estamos realizando”, expuso.

En seguida, Murat Hinojosa hizo un recuento de los daños, y dijo que más de 65 mil viviendas fueron afectados, más de 26 mil con pérdida total, aunque el INEGI habla de 180 mil viviendas en todo el Istmo.

Más de dos mil escuelas fueron lastimadas, más de 11 mercados, más de 180 centros de salud y hospitales y las pérdidas económicas fueron altamente y afectaron la economía oaxaqueña

“A dos años de distancia hemos tenido avances, se ha atendido una inmensa mayoría de viviendas, a todas se les dio apoyos económicos, tuvimos más de 30 mil réplicas, eso significa que lo que no se afectó el 7 de septiembre fue posteriormente”, expuso el gobernador.

Añadiò que se han atendido la mayoría de los centros de salud, quedan por atender por ejemplo en Ciudad Ixtepec, que tiene un avance del 67 por ciento, en Xadani, en 80 por ciento, de Francisco Viejo en 90 por ciento, en Tapantepec el 17 por ciento.

Anunció que este año, con más de 100 millones de pesos de apoyo de fundaciones se terminaron los mercados de Astata, Matías Romero, Unión Hidalgo, Salina Cruz, Ixhuatán, Reforma, Tehuantepec, Juchitán, entre otros.

“Con el generoso apoyo del presidente López Obrador, se anunció un paquete de más de 4,500 millones de pesos para reconstrucción de viviendas que fueron afectadas o que no terminaron su construcción, para centros de salud y para otras edificaciones afectadas.

“La tragedia nos ha hecho más fuertes y hemos demostrado que unidos somos invencibles, que nuestra raíz milenaria es profunda y nos protege ante la adversidad, por grande que esta sea”, expresó.