En los últimos años, para estas fechas se organizan noches mexicanas, los que cumplen años hacen su fiesta muy mexicana ya que lo importante es no olvidar a quienes nos dieron patria y libertad. 

Con ese motivo las personas que se dedican a la venta de vestidos típicos, y todos los accesorios, aprovechan la temporada para realizar su comercio porque después habrá que esperar hasta el año entrante, expresó la señora Petra Rodríguez Medellín, comerciante de largos años en el Mercado “Mariano Arista”. 

Comentaron sus hijas que la venta es sólo de temporada, porque personas acuden a comprar vestidos típicos, para adultos y para niños. 

Además, repunta la venta de rebozos, blusas bordadas del estado de Oaxaca y todos los accesorios que se requiere para vestirse muy mexicano. 

Escuelas como jardines de niños llevan a cabo algunos eventos conmemorativos “y podemos ofrecerles los atuendos que requieren, aunque luego viene otra fecha que es alusivo a la Revolución, pero es más calmado no como de las fiestas patrias”. 

“Pasando ambas fechas las ventas se desploman y habrá que esperar, pero no cerramos el puesto aquí permanecemos”, dice doña Petra.