Juan Martínez Ferra 

Con la colocación de una muestra de artesanos de distintas actividades en el Andador Turístico de la capital oaxaqueña, quienes se dedican a estos oficios exigieron al gobierno estatal y federal el reconocimiento a sus derechos y alto al “pirataje”.

De acuerdo con David Villanueva, uno de los voceros de los inconformes, hasta ahora no hay protección de derechos en las artesanías, como ya se ha pugnado específicamente con los bordados tradicionales. 

Además, no hay el apoyo suficiente para los creadores de piezas de palma, piel, lana, madera, entre otros, a pesar de que dan renombre a la entidad. 

Igualmente, se ha hecho poco para impedir las artesanías “chinas” y de otros estados, que inundan a la entidad oaxaqueña. 

Por ello, pidieron a las autoridades y a los legisladores que se vea una mayor proyección a la actividad artesanal.