Jaime Ortiz Reyes, representante legal de los maestros jubilados de la Sección 22 del CNTE que exigen recursos a costa de lo que sea, cuenta con dos órdenes de aprehensión libradas en su contra, por los delitos de privación ilegal de la libertad, amenazas y daños, además de tener nexos con grupos armados. 

Ortiz Reyes, como ha sido la práctica en su vida, engaña a los mentores retirados, que sin importarle sus enfermedades o cansancio les exige el 50 por ciento de lo que ganen por su laudo, por el solo hecho de representarlos.

Movido por la ambición del dinero, el sedicente abogado quien también ha sido señalado por autoridades de la UABJO de estar al servicio de grupos porriles, enfrenta cargos pendientes con la justicia. 

En 2003, Ortiz fue indiciado por delitos de amenazas; en 2003 por daños y en 2004 por privación ilegal de la libertad, por lo cual le fueron liberadas ordenes de aprehensión; sin embargo amparándose en el su cargo de Asuntos Jurídicos dentro la Sección 22, sigue en libertad ocasionado daños a la sociedad.