Uno de los tres grandes cineastas mexicanos, Guillermo del Toro, cumple hoy 55 años Del Toro fue cofundador del Festival de Cine de Guadalajara.

Director, guionista, novelista y mexicano, galardonado con el Premio Goya y varias veces con el Premio Ariel, Guillermo del Toro es un exponente en el cine a nivel mundial. 

Después de haber ganado el premio a Mejor Director en los Golden Globes el año pasado, una reportera le preguntó: “Usted tiene la habilidad de ver el lado oscuro de la naturaleza humana, la fantasía y el terror… pero también es una persona alegre y amorosa, ¿cómo encuentra ese balance?” La respuesta que Del Toro dio logró encender el espíritu nacionalista: “Porque soy mexicano”. 

Del Toro empezó a filmar en México desde adolescente, cuando estaba aún en el Instituto de Ciencias, en la ciudad de Guadalajara, su ciudad natal. Pasó diez años en diseño de maquillaje y formó su propia compañía, Necropia, antes de poder ser el productor ejecutivo de su primer filme, a los 21 años de edad. 

El primer “monstruo”

Si bien Guillermo del Toro ya había colaborado en anteriores proyectos de cine y televisión, su primera película como director, guionista y productor fue Cronos, en 1993.

Por estas fechas, Del Toro colaboraba también como guionista en la terrorífica serie mexicana La hora marcada. 

El filme, conocido como La invención de cronos, protagonizado por Federico Luppi y Ron Perlman, es considerado un icono dentro del cine de terror y obtuvo nueve nominaciones al Ariel y el Premio de la Semana de la Crítica en el Festival de Cannes. 

La historia es una mezcla de ficción con tintes vampíricos, en la que un antiguo objeto, elaborado por un alquimista, llega a las manos de un anticuario, quien descubre, en una especie de escarabajo, la fuente de poder y juventud eterna. 

Esta singular reliquia es el primer “monstruo” en la carrera del cineasta, a la cual le seguirán una serie de criaturas que caracterizan su trabajo; incluso, en una entrada de Los Simpson, como una forma de homenaje, la popular familia amarilla hace una retrospectiva de los personajes creados por Del Toro. 

La travesía a la consagración 

Del Toro fue cofundador del Festival de Cine de Guadalajara y creó la compañía de producción Tequila Gang. De esta casa nació el mítico largometraje El laberinto del fauno (2006), que fue nominada a Mejor Película en los Premios Oscar ese año, y otros cinco filmes cuya trama se basa en el suspenso. 

Del Toro vive en Los Angeles (Estados Unidos) desde 1998, año en el que su padre fue secuestrado en México. Tras conseguir su liberación mediante el pago de un rescate, Del Toro decidió mudarse al extranjero. 

En 2018 se hizo acreedor al Globo de Oro como mejor director por su película La forma del agua. Un mes después también se le galardonó como Mejor director y Mejor película en la 90ª edición de los Premios Oscar por la misma cinta.