Juan Martínez Ferra 

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) y la Unidad de Inteligencia Financiera investigan probables irregularidades en obras de la Universidad Autónoma “Benito Juárez” de Oaxaca, en que estarían involucrados diversos funcionarios.

De acuerdo con los datos revelados, las evidencias llevaron que el Comité de Obras rescindiera tres contratos, como es el caso de la clínica de Odontología, la extensión de Veterinaria en Zimatlán y el nuevo edificio del Instituto de Ciencias de la Educación.

Uno de los involucrados en las irregularidades, según se señala en las indagatorias, es Pedro Martínez, director de Obras Universitarias, quien estaría en contubernio con su hermano Enrique Martínez Martínez, actual representante de una de las fracciones del STAUO.

La auditoría indaga empresas fantasma que están implicadas en las obras señaladas, y que están plagadas de vicios ocultos, costos inflados y cuyas constructoras dan domicilios fiscales que no existen o uno está en una peluquería y otro en un consultorio dental.

Estudiantes y catedráticos universitarios pidieron indagar los hechos que involucran a los hermanos Martínez Martínez, pues uno de ellos, Enrique, realiza acciones de proselitismo en busca de la rectoría, según señalaron. Pidieron asimismo al rector Eduardo Bautista Martìnez, sancionar a los funcionarios irresponsables que se hallen como probables responsables de los fraudes.