Oaxaca. Llegó a mis manos un comunicado que emitieron 28 organizaciones el 26 de septiembre pasado
sobre la problemática ambiental que padecemos actualmente los mexicanos y los habitantes del planeta, que no es cosa menor. El documento está dirigido al presidente Andrés Manuel López Obrador; a la presidenta de la Cámara de Diputados, Laura Angélica Rojas Hernández; al titular de  la SEMARNAT, Víctor Manuel Toledo Manzur, y a la opinión pública. 

Los ambientalistas plantean 10 temas fundamentales por atender para que nuestro país cumpla
los objetivos y presentan al mismo tiempo tres propuestas a seguir para enfrentar de manera  inmediata esta realidad preocupante: primero, incrementar el presupuesto al sector ambiental a  cuando menos 50 mil millones de pesos para el año 2020; segundo, fortalecer al sector institucional ambiental y, tercero, reconocer y garantizar los derechos de los pueblos originarios y afromexicanos, orientados al manejo de su territorio. 

En el escrito, los firmantes señalan que han respondido oportunamente a la convocatoria lanzada
por el secretario Toledo Manzur “para el diálogo y la interacción entre la sociedad en general y los especialistas de la diversidad biológica y cultural”, con la finalidad “de encontrar, en conjunto, soluciones a nuestros problemas ambientales locales, regionales y de país”, porque ciertamente “estamos ante una emergencia ambiental”, como lo reconoce el propio titular de la SEMARNAT, y  hay que hacer algo efectivo. 

“Sin embargo”, prosigue, “tenemos que resaltar que a pesar del reconocimiento mundial sobre la
grave crisis ambiental, en México no se observan políticas públicas y mucho menos el presupuesto mínimo necesario para hacer frente a estos graves problemas como lo son los incendios y las  plagas forestales, el incremento de la sequía, inundaciones y muchos otros síntomas y fenómenos  del cambio climático que hemos y estamos provocando los seres humanos, con evidentes consecuencias que han incrementado la desigualdad, la pobreza y la vulnerabilidad de millones de  mexicanos”. 

Los temas fundamentales que exponen las organizaciones ambientalistas son los siguientes: desarrollo rural sustentable; políticas públicas sobre las cadenas de valor forestal, agropecuarias y  pesqueras; fortalecimiento de instituciones del sector ambiental; reconocimiento, protección y  garantía de los derechos de los pueblos originarios y afromexicanos; reconocimiento y ampliación  de los derechos de inclusión, acceso a la tierra y participación de las mujeres y los jóvenes.