EXCELSIOR

Martha Blanco

CIUDAD DE MÉXICO

La edición 2019 del Gran Premio de México fue conquistada por Lewis Hamilton, carrera en la que la estrategia fue fundamental para conseguir el triunfo 100 en la historia de la escudería Mercedes.

Aunque no fue suficiente para que se definiera el campeonato a favor del británico, pues se necesitaban 14 unidades de ventaja sobre Valterri Bottas, quien terminó tercero, lo que dejó una diferencia de 10 puntos entre los coequiperos.

El podio de Valtteri Bottas es el 44, con lo que supera a Jackie Stewart en los récords.

Sebastian Vettel, de Ferrari, se alzó en segundo sitio, luego de que los primeros tres realizaron sólo una parada.

Por su parte, su coequipero Chales Leclerc, quien heredó la pole después de la sanción a Verstappen, quedó en cuarto sitio, después de que él siguió una estrategia a dos paradas.

Una carrera complicada

Apenas de apagaron los semáforos y los Ferrari tomaron la delantera. Los de Maranello no habían liderado una vuelta en México desde que Alain Prost ganó desde el sitio 13 en 1990

Mientras, atrás de ellos, Max Verstappen, de Red Bull, protagonizaba una batalla campal con Hamilton, de Mercedes, que terminó por despistar a ambos en el pasto; los enfrentamientos provocaron que saliera el Virtual Safety Car, neutralizando las batallas para retirar la basura que había en la curva 2.

Verstappen perdió un par de puestos. Al tercer giro, la carrera se reinició y no pasó mucho tiempo para que el holandés recuperara luagres; aunque no todo fue perita en dulce, toda vez que al rebasar a Valtteri Bottas, compañero de Hamilton, pinchó el neumático frontal izquierdo.

Aunque las estrategias estaban preparadas para dos visitas a los boxes, Red Bull apostó por montar el compuesto más duro e ir a una parada para recuperar el tiempo perdido. El joven holandés logró hacer el stint más largo con 65 vueltas y terminó en sexto puesto.

Por su parte, en el décimo giro, el mexicano Sergio Pérez puso al público del Foro Sol de pie, al rebasar a a Daniil Kvyatt y conseguir el noveno puesto y posteriormente a Carlos Sainz por el octavo sitio.

Durante la carrera, el tapatío escaló hasta el séptimo sitio, en el cual se mantuvo para obtener cinco puntos, igualar su mejor marca en el autódromo Hermanos Rodríguez y sacándose así la espinita del abandono que tuvo el año pasado.

Los McLaren iniciaron con un muy buen paso que los mantenía dentro de los puntos, sin embargo, un error del equipo de Lando Norris, que dejó flojo el neumático izquierdo delantero lo obligó a estirar su parada en pits para que lo arreglaran cayendo al último puesto, abandonando poco antes de las 20 vueltas antes de que se terminara la carrera.

Su coequipero, Carlos Sainz, fue alcanzado por el líder en la vuelta 36, Vettel, y al no dejarlo pasar perdió la oportunidad de hacer otra vuelta rápida y fue llamado a entrar a los pits para cambiar llantas, por el compuesto más duro, con las cuales terminó las 71 vueltas en lugar 13.

Los errores en pits también se dejaron ver en Ferrari, pues cuando Leclerc entró en la vuelta 44 al cambio de llantas, la trasera derecha tardó en ser asegurada, perdiendo valiosos minutos, mientras que el líder del campeonato, Hamilton, tomaba el liderato para no soltarlo hasta el giro 71.

A pesar de que los de Mercedes eran los terceros favoritos para conquistar esta carrera, Hamilton logró manejar los neumáticos de compuesto duro durante 48 giros.

Esta es la segunda ocasión en la que Hamilton conquista esta pista, pues en 2016 ya había conseguido la victoria en el Hermanos Rodríguez.

Mientras Hamilton se afianzaba en su puesto, a 10 vueltas para el final, Daniel Ricciardo intentó superar a Checo Pérez al final de la recta, sin embargo, se pasó de frenada, acción que puso a los expectadores de pie, aplaudiendo porque el mexicano se mantuvo en séptimo sitio.

En la última vuelta, Daniil Kvyatt golpeó a Nico Hulckenberg en la pelea por la novena posición y lo envió a la barda de la curva 17, saliendo del Foro Sol, acción que le valió una sanción de 10 segundos al ruso.

Luego de las emociones al rojo vivo, el DJ Tiësto se encargó de cerrar el podio, con uno de sus mejores sets.

La Fórmula 1 estará de manteles largos mañana, pues es el cumpleaños de Bernie Ecclestone a quien celebrarán mientras se dirigen a Austin, donde la próxima semana disputarán la fecha 19 de la máxima categoría.