Oaxaca. El pequeño de aproximadamente dos años de edad portaba un escapulario del Santo Niño de Atocha, accesorio que portaba Ovidio el cual llamó la atención. Este peculiar disfraz causó división de opiniones
.

El 31 de octubre se acostumbra a sacar los mejores disfraces para ir a algún Halloween o bien para salir con tus hijos, sobrinos o primos menores a pedir calaverita y ayer fue un niño de aproximadamente dos años de edad quien causó sensación y robó la atención de propios y extraños al portar un disfraz de nada más y nada menos que de Ovidio Guzmán.

Sí tal como lo leyó, el pequeño fue caracterizado por sus padres como el hijo del Chapo Guzmán para salir a pedir calaverita, sin embargo, este disfraz ha recibido comentarios negativos y positivos, pues aunque es el tema de moda muchas personas piensan que el disfrazar a un bebé de Ovidio Guzmán no fue una muy buena opción.

El pequeño portó una camisa con detalles en color gris, un escapulario del Santo Niño de Atocha, una barba pintada en la cara y la ya clásica gorra negra.

La sensación por Ovidio Guzmán surgió luego de las balaceras que se desataron en Culiacán, Sinaloa tras su detención y fue cuando cientos de sicarios tomaron las calles para exigir la libertad del hijo del Chapo Guzmán.

La verdad es que año con año los disfraces inspirados en personajes del narcotráfico, como Pablo Escobar o en “El Chapo” Guzmán ya no son una novedad, pues la gente hace cada vez más frecuente este tipo de caracterizaciones en niños.

Sin embargo usuarios en internet han condenado que este tipo de caracterizaciones sean hechas a niños pequeños pues afirman que este tipo de acciones fomentan a la llamada “narcocultura”.