REFORMA

Claudia Salazar y Martha Martínez 

Cd. de México (28 noviembre 2019).- Aunque presumen implementar medidas de austeridad en la administración pública y en la gestión del Congreso, los diputados federales se autoaprobaron un aumento de aguinaldo de 40 a 60 días.

En el presupuesto de Egresos de la Federación 2020, que la mayoría de Morena y partidos aliados aprobaron la semana pasada, los legisladores se autorizaron un incremento de 70 mil 252 pesos para el aguinaldo del próximo año, además de que no estarán obligados a pagar impuestos por esa gratificación. 

Este año, los legisladores recibirán 140 mil 504 pesos de aguinaldo, correspondientes a 40 días. Sin embargo para 2020 recibirán 210 mil 756, es decir, 70 mil 252 pesos más.

En los anexos de remuneraciones de los servidores públicos del Proyecto de Presupuesto de Egresos 2020 consta el incremento en las prestaciones de los diputados.

La cifra sale al multiplicar por 60 días los 3 mil 512.60 pesos de dieta bruta que ganan los legisladores al día.

Ese mismo tabulador de remuneraciones demuestra que los diputados no consideran pagar impuestos por el aguinaldo del próximo año y estarían cobrando íntegros los 210 mil 756 pesos.

De acuerdo al pago de ISR que se reporta en los tabuladores de 2019 y 2020, los diputados pagarán de impuestos prácticamente la misma cantidad de 408 mil pesos por año.

Eso explica que los legisladores federales no están considerando un aumento en la dieta, sino en la prestación del aguinaldo.

El incremento de 20 días de aguinaldo representará una inversión adicional por 70 millones 252 mil pesos que se costeará con el dinero de los mexicanos.

Hace un año, REFORMA publicó un acuerdo del Comité de Administración para que el aguinaldo que recibirían los diputados quedara exento del pago del Impuesto Sobre la Renta (ISR) y fuera absorbido por el presupuesto de la Cámara.

Tras esa revelación, el coordinador de Morena, Mario Delgado, aseguró que se revertiría dicho acuerdo para que los diputados sí pagaran el ISR correspondiente, pero nunca se demostró que así hubiera sido.

Al asumir las riendas de la Cámara de Diputados, la fracción de Morena impulsó medidas de austeridad en San Lázaro como la cancelación del fondo de ahorro, los bonos extras de fin de año y los vales de despensa para los 500 legisladores federales.

Durante las negociaciones y debates por el Presupuesto de Egresos 2020, el aumento en el aguinaldo no fue un tema difundido, y el argumento que repitió Delgado siempre fue que en el Presupuesto del 2020 se habían acabado los moches.