Juan Martínez Ferra 

Por enésima ocasión, el ex dirigente de la Sección 22 del SNTE, Erangelio Mendoza, y un reducido grupo de profesores, bloqueó un crucero de la ciudad de Oaxaca, en demanda de camionetas de reciente modelo para las supervisiones escolares. 

Pero también de nueva cuenta enfrentó los reclamos de amas de casa, trabajadoras, estudiantes, que le recriminaron el cierre de vialidades, hoy en avenida Juárez esquina Héroes de Chapultepec. 

Uno de los inconformes, un estudiante, le pidió con cortesía que explicara por qué afectan y dañan a la sociedad con sus bloqueos, cuando los maestros son los que debieran ser ejemplo de respeto a las leyes y a los demás. 

Luego le dijo que tenía que hacer un pago y otras actividades pero que los bloqueos le impedían realizarlos.

Pero en lugar de explicar y a la vez ofrecer disculpas al joven y a la sociedad, Erangelio Mendoza le dio la espalda y prácticamente huyó del lugar, al ver a los medios de comunicación. 

Fue alrededor de las dos de la tarde en que los supervisores y jefes de zona afiliados a la Sección 22 que se retiraron del lugar del bloqueo pero amenazaron con volver a perjudicar a la población.